Publicidad

Samsung

Publicidad
Publicidad

Noticias de Samsung en Decoesfera

Esta semana, Decoesfera ha asistido a la presentación de los televisores Samsung LED 9000 en la que pude ver con mis propios ojos la gran apuesta de Samsung para este año. Lo primero que llama la atención de este televisor es su acabado en acero inoxidable, que estamos muy acostumbrados a verlo en electrodomésticos de cocina pero no tanto para el salón.

Lo segundo que ves cuando te hallas frente a uno de estos televisores es que es muy delgado, de menos de 8 mm de ancho (para que os hagáis una idea, parecido a la anchura de un iPad). Si os estáis preguntando dónde lleva todos los componentes tecnológicos en tan poco espacio, la respuesta está en el pie, que también es de acero y que se calienta bastante mientras la televisión está en marcha.

En el pie también están los altavoces y los mandos de la televisión (los botones de toda la vida, vaya) y salen cuando pasas la mano por delante como las bandejas de CD, mientras que se guardan al poco tiempo para volver a quedar ocultos. Me gusta mucho el nivel de detalle en el diseño que han alcanzado en este televisor, de líneas muy elegantes que se adapta a la perfección a la decoración de cualquier tipo de ambiente.

No puedo dejar de mencionar el mando a distancia táctil con pantalla a color de tres pulgadas, que parece un teléfono móvil y que permite ver un canal diferente al de la pantalla de la tele o reproducir contenidos de un Blu-ray o un DVD. Vaya, toda una maravilla para los amantes de tecnología. Además, es posible conectarla de manera inalámbrica con otros aparatos para poder disfrutar en pantalla grande de las imágenes de nuestra cámara o de alguna canción que tengamos en el ordenador.

Una de las características más novedosas de esta televisión es la posibilidad de ver contenido en 3D gracias a las gafas que incluye (si no os ponéis las gafas, se ve doble, como podéis ver en la fotografía). Además permite transformar en tiempo real una imagen 2D a 3D.

En conclusión, yo veo esta televisión ideal para aquellos que vayáis a invertir en contenido en 3D (videojuegos, películas…) pero no para los que simplemente queréis la mejor imagen, ya que cuesta unos 6.500 euros en su versión de 55 pulgadas (el de 46 sale por 5.300 euros) y su calidad es similar a otros televisores de precio más bajo. No obstante, os puedo corroborar que la pantalla se ve genial incluso desde ángulos “difíciles” y que es tan bonita que incluso apagada queda bien en una estancia y entiendo que el diseño también se paga.

Más información | Samsung En Xataka | Samsung LED 9000 3D En Decoesfera | Samsung

Publicidad
Inicio