Compartir
Publicidad

Antes y después: un dormitorio infantil que crece con el niño

Antes y después: un dormitorio infantil que crece con el niño
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hasta ahora hemos visto varios ejemplos de “antes y después” en los que la principal motivación era la modernización de un ambiente. Este caso que os propongo ahora es un poco distinto, porque el cambio no viene de fuera sino de dentro, del hecho de que la persona para la que se decoró ha cambiado, se ha hecho mayor.

El habitante de este dormitorio se llama Aidan, y como veis en la foto superior, es un gran fan de las aventuras de Spiderman. El caso es que este dormitorio está bien pero es un poco caótico todo. Encima de las estanterías se agrupan juguetes y todo tipo de objetos sin ton ni son, y está todo muy apelotonado dando sensación de agobio. De hecho, si os fijáis tiene hasta un órgano eléctrico apoyado en el suelo.

Otro fallo que yo le veo a este cuarto es la mesilla, que es muy muy fea, y el color de las paredes, amarillo, no ayuda a crear un ambiente fresco y ordenado sino que todo parece hasta cierto punto sucio y caótico (ojo, no digo que lo esté, pero tengo esa sensación. En la reforma del cuarto, primó sobre todo la voluntad de ordenar todos esos trastos que había por el medio.

El cuarto de Aidan después de la reforma.

Sobre estas líneas tenéis el “después”, en el que se puede observar el primer cambio, que ha sido decisivo para transformar el ambiente y es que han pintado de blanco las paredes (en mi ordenador se ven blanco rosáceo, pero bastante clarito en cualquier caso). Otra cosa que han hecho ha sido mover la litera y apoyarla sobre la pared de la ventana, creando un espacio de juegos bajo la cama (que queda oculto detrás de la cortina pero que se ve que está un poco caótico).

Ved cómo la línea de los muebles ha cambiado, ahora son de un diseño más moderno, negros y naranjas como los cuadros de las paredes. A mí estos cuadros me gustan un montón pero me pregunto hasta qué punto los ha elegido el chico porque no tienen nada que ver con el Spiderman que veíamos en la primera fotografía.

Observad cómo los padres han puesto una estantería baja y estrecha para los libros, que ahora aparecen ordenados y que no ocupa mucho espacio visual, ya que la litera se ha comido mucho de la vertical imaginaria del dormitorio. También quiero que veáis la solución que han elegido para la mesilla, que la han hecho con una estantería pequeña de las que llevan los herrajes ocultos. Tal vez no soporte mucho peso pero queda perfecta y seguro que da la luz necesaria para leer antes de irse a dormir.

El único pero que le veo yo a esta reforma es la elección del tabique de la ventana para colocar la cama, ya que estoy segura de que le va a quitar bastante luz, aunque haya otra en otra pared. Además seguro que la litera impide colocar cualquier cortina o estor de manera normal.

Imágenes vía |Design*Sponge
En Decoesfera | Antes y después: un dormitorio gris que no aburre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos