La isla de cocina; lo que tienes que saber en cuanto a medidas y usos para disfrutar de una en casa
Cocina

La isla de cocina; lo que tienes que saber en cuanto a medidas y usos para disfrutar de una en casa

El nuevo objeto de deseo en la cocina es la tener una isla.  Contar con una isla de cocina es algo aspiracional y significa para muchos más que un simple mueble que se puede rodear. La isla de cocina se ha convertido en todo un símbolo para quienes ven en ella un cambio de estilo de vida.

La isla de la cocina significa, la mayoría de las veces, abrir la cocina al resto de la casa. Implica siempre la intención de una mayor sociabilización mientras se cocina y se hacen otros trabajos en casa, la mayoría de los cuáles se concentran en la cocina. En definitiva tener una isla de cocina significa derribar muros y abrir nuevos espacios a la luz.

Esto de que la isla sea un símbolo puede parecer un poco exagerado, pero no es de extrañar que el deseo de tener una isla haya arraigado tan fuerte en nosotros.

No digo que no hayan tenido algo de culpa en esto los hermanos Scott y los programas americanos, pero yo culpo también a nuestra herencia. Y es que venimos de un mercado inmobiliario especializado durante muchos años en cocinas tipo tubo y, antes de eso,  en cocinas alejadas lo mas posible del salón.  Así las cosas entendemos este deseo / necesidad de abrir la cocina al salón, y eso se materializa en una isla de cocina.

Mas Informacion Laura Martinez Interiorismo
Imagen y proyecto de Laura Martínez Interiorismo.

Pero para tener una isla de cocina hay que tener en cuenta las medidas y los condicionantes que supone tener una isla de cocina. Hay que conseguir que esta se integre en el salón y que sea una transición natural.

Medidas que hay que tener para tener una isla de cocina.

Una isla de cocina suele incluir muebles como cajones, gavetas e incluso puede incluir contener algún electrodoméstico. Por eso, la distancia entre el frente de la cocina y la isla debe ser como mínimo de 90 cms (1,20 cms idealmente).

Para circular por la isla y tener espacio de paso a cada lado debe haber una distancia de al menos 60 cms.

Si quieres que la isla sea también una barra de desayunos/ deberes..., lo mejor es que tenga una profundidad de 90 cms. Así puedes destinar 60 cms a los muebles/ electrodomésticos  y los otros 30 cms pueden volar sobre la encimera y dejar espacios para los taburetes.

isla
Vía Manuelle Gautrand Interiors. Imágenes de Gaelle Le Boulicaut

Por último, el tamaño de una isla (en ancho) debe ser al menos de 120 cms para tener cierta entidad. Y un consejo. Si no puede ser una isla, prueba con la península. Esta cocina diseño de Pia Capdevila.

cocina peninsula
Proyecto de Pia Capdevila Interiorismo. Imágenes Jordi Canosa. Estilismo Mar Gausachs.
cocina
Proyecto de Pia Capdevila Interiorismo. Imágenes Jordi Canosa. Estilismo Mar Gausachs.

Otros cosas a tener en cuenta a la hora de diseñar la isla

Lo normal es que una isla de cocina sustituya a una pared así que hay que tener en cuenta que se "pierde" esa pared de apoyo para el sofá o para algun otro mueble.

Por eso, piensa bien en donde va colocarse el sofá.

salon con isla
Proyecto de Mikel Irastorza. Fotografía de Belen Imaz y estilismo Pete Bermejo

La transición suele estar, como en este salón de Mikel Irastorza en la mesa de comedor.

Si la isla lleva electrodomésticos, fregadero, fuegos debes tener en cuenta las instalaciones que requieren y que hay que llevar por el suelo, por eso su diseño afecta también a estos elementos.

Gaelle Le Boulicaut  para proyecto de Manuelle Gautrand Interiors

Similar en Decoesfera | Esta isla de cocina, que nos permite trabajar mejor y aumentar el almacenaje, ocupa muy poco y vale menos de 100 euros

4 claves para conseguir una cocina de revista

Temas
Inicio