Compartir
Publicidad

¿Cómo hacer que los niños se interesen por los libros gracias a la decoración?

¿Cómo hacer que los niños se interesen por los libros gracias a la decoración?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La lectura es un hábito en el que resulta muy recomendable adentrar a los niños desde pequeños. Sobre todo hoy por hoy, que cada vez más leemos informes sobre lo poco que leen nuestros jóvenes o que cada día tenemos más problemas de fracaso escolar.

Hay muchas cosas que podemos hacer para fomentar el hábito y no sólo desdela educación y la práctica diaria, también la decoración, aunque parezca mentira, nos puede servir para encaminar a nuestros hijos hacia la lectura.

Hoy os voy a dar algunos consejos para crear en vuestra casa un rincón de lectura para niños, con el que conseguirás que ellos se sientan cómodos mientras leen, se sientan atraídos por la lectura y que quieran repetir.

¿Cómo hacer que los niños se interesen por los libros gracias a la decoración?

En primer lugar, ten en cuenta que los niños al principio lo hacen todo por imitación, quieren leer si papá lee, quieren comer verduras si mamá las come, y no quieren comerlas si es al contrario, por eso, es conveniente que pongas su rincón de lectura al lado del tuyo.

No sólo compartiréis un tiempo juntos, sino que probablemente para él la actividad será más atractiva, la disfrutará más y además te podrá preguntar si tiene algún problema.

En segundo lugar, la lectura en un principio compite con otro tipo de actividades, por eso si queremos que nuestro hijo lea, lo mejor es que mientras que lo esté haciendo no tenga actividades que lo distraigan y que en principio le puedan parecer más atractivas.

En ese sentido no debemos poner su rincón de lectura dentro de un cuarto de juegos, o en el mismo sitio donde está la televisión.

Por otro lado, igual que para nosotros los mayores, en el caso de los niños hay que buscar un ambiente cómodo, ya no sólo por enseñarles las bondades de la lectura, sino también por ergonomía.

Busca un sofá a su medida, una lámpara también a su medida y que no le haga forzar los ojos y escoge un lugar con luz natural y escasez de ruidos para instalarlo.

Por último, la distribución de los libros puede hacerlos o no atrayentes. Me explico, al principio los niños se guían por las portadas, así que si puedes hacerte con una librería como la de la imagen que muestre lo libros de manera que se vea la portada les resultarán mucho más atractivos, ¡ah! y no te olvides de que estén a su altura, así no tendrán que depender de ti a la hora de coger un libro.

Vía | Ohdeedoh En Decoesfera | Rincón de lectura: todo en un sólo metro, Una mala idea: cocina con rincón de lectura

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos