Compartir
Publicidad
Publicidad

SAYL Chair, una silla de oficina inspirada en el Golden Gate

SAYL Chair, una silla de oficina inspirada en el Golden Gate
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

El primer golpe de vista no engaña, aunque sabemos que lo que tenemos delante de nuestros ojos es una imagen de una silla, es inevitable recordar el Golden Gate. La tensión de los tirantes que sujetan el puente se traslada aquí al respaldo que parece soportar su peso sobre un soporte blanco. Así, los colores también ayudan a engañar al ojo, pues el rojo inevitablemente se asocia al famoso puente.

El respaldo carece de un marco que lo delimite y parece una red tensada y suspendida desde lo alto. SAYL Chair, que así se llama el invento, es un diseño de Yves Béhar claramente inspirado en el puente emblema de su ciudad, San Francisco. Al crearla pensó en un diseño ergonómico y asequible, elegante y ligero.

Pero el planteamiento no solo es estético, sino que se aplicaron los principios de ingeniería de los puentes colgantes para realizar un respaldo ligero, que no necesita de una estructura demasiado sólida o gruesa para mantenerse erguido. Esta es la clave de un diseño asequible que elimina costes en piezas innecesarias. Está hecho de elastómero flexible en forma de celdas, y de esta manera se aplica tensión allá donde hace falta mayor apoyo, liberando otras para un movimiento flexible.

SAYL

Su nombre se inspira, sin embargo, en las velas de las embarcaciones que cruzan el puente navegando sobre la bahía de San Francisco, trucando de manera traviesa la I latina por la Y griega, que en realidad es la forma del soporte trasero.

Vía | Core77
Más información | Herman Miller
En Decoesfera | Las sillas mágicas, con patas transparentes

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos