Publicidad

Hazlo tú mismo: Unas hermosas estanterías de piel suspendidas

Hazlo tú mismo: Unas hermosas estanterías de piel suspendidas
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

La máxima de un DIY es que sea una actividad sencilla de realizar, barata y que sea la versión artesana de una pieza carísima que te encanta pero no te puedes permitir. Por eso cuando vi la propuesta de Camille Styles me emocioné un montón, nos muestra como hacer nada más y nada menos que las Assemblages Leather Shelves de la casa australiana Lightly, que compradas cuestan 198 euros.

Nosotros nos gastaremos 23 euros en hacerlas, así que el ahorro es considerable, además de que las podrás personalizar como a ti más te convenga. Ahora mismo te cuento cómo hacer estas hermosas estanterías de piel suspendidas.

Materiales

Hazlo tú mismo: estanterías suspendida

1 tira piel de vaca 33 mm x 1200 mm, una balda de madera clara de la longitud y amplitud deseada, en este caso 650 mm x 30 mm, 2 tornillos de latón de cabeza plana para madera de 64 x 38 mm y sus correspondientes tacos de plástico, pintura dorada en aerosol, cinta de pintor, cúter, regla, cinta métrica, lápiz, papel de lija, destornillador y un taladro.

Por si acaso no sabes donde comprar las tiras de piel te enlazo una tienda on line donde venden tiras piel de vaca, cuestan alrededor de cinco euros, en este caso usamos piel de vaca de color canela, pero puedes escoger el color que más se ajuste a tu decoración.

Lo mismo sucede con el espray dorado que servirá para decorar los laterales de la balda y dar vida a la pieza, pero si no te convence escoge otro color, el que he escogido te costará unos ocho euros, también puedes pintar con pincel.

Y finalmente la tabla de madera para hacer la balda, que te costará unos 10 euros y tendrás para hacer tres baldas si quieres. En total te habrás gastado unos 23 euros, pero te sobrará material para hacer más estanterías u otras cosas.

Pasos a seguir

Hazlo tú mismo: estanterías suspendida

Si compras la madera en grandes centros de bricolaje pide que te la corten a medida, sino con la cinta métrica y un lápiz marca el trozo que vas a cortar con la sierra. En ambos casos lija los laterales que no estén pulidos.

Seguidamente cubre con cinta de pintor la parte superior e inferior de la balda, que queden solo los laterales descubiertos y rocía con el espray dorado, pon dos o tres capas, deja secar entre capa y capa.

Hazlo tú mismo: estanterías suspendida

Con la cinta métrica y el lápiz marca la mitad de la correa y con el cúter córtala por la mitad. Dobla cada tira por la mitad, y haz un agujero centrado en el extremo de la tira con el taladro, tal y como vemos en la imagen, repite el paso con la otra tira. De esta manera tendrás las dos tiras agujereadas por ambos extremos.

Mantén la tira doblada e introduce un tornillo a través de estos agujeros, conseguirás hacer dos bucles por donde pondrás la balda. Pero antes, con la misma broca haz dos agujeros en la pared a la distancia que quieras que queden los bucles colocados.

Añade el taco y ya puedes atornillar los bucles en la pared, solo te queda poner la balda dentro de los bucles, procura que te quede centrada, está lista para colocar tus objetos. Ya tienes tus fabulosas baldas hechas, que DIY tan fácil y resultón, ¿no te lo parece?

Hazlo tú mismo: estanterías suspendida

Vía | Camille Styles
En Decoesfera | Recicladecoración: 10 maneras de reutilizar una percha

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir