Publicidad

El Antes y Después de una cocina en Bilbao que además de estilo ha ganado un cómodo y práctico office
Cocina

El Antes y Después de una cocina en Bilbao que además de estilo ha ganado un cómodo y práctico office

HOY SE HABLA DE

La interiorista bilbaína Natalia Zubizarreta es la responsable de la transformación de esta cocina que no solo ha mejorado su diseño sino que también estrena nueva distribución. Ahora, además de ser un espacio para cocinar es también - gracias al office- un espacio para comer, cenar, estar, teletrabajar (que es lo que toca ahora)  y compartir con familia y amigos.

El "Antes y Después" de esta cocina no es consecuencia de un simple lavado de cara, de esos que no requieren reforma y que tanto nos gusta por su comodidad y su presupuesto ajustado. En este caso, el resultado final es ha requerido un cambio más radical, obras incluidas, que desde luego han merecido la pena a la vista del resultado.

Tras su recién estrenada distribución  esta cocina es ahora un espacio atemporal gracias a la elección de los muebles blancos pero lejos de ser anodina o minimalista tiene color y distintas texturas gracias a los distintos e inesperados revestimientos y materiales del office.

Claves de la Reforma

La cocina Antes

La cocina era (y es) de planta alargada o rectangular pero cuenta con un generoso tamaño. Tanto que en la anterior distribución una península dividía la cocina en dos zonas. En la zona de la entrada se encontraba la zona de agua y trabajo con el fregadero, el lavavajillas y la lavadora mientras que los fuegos se situaban en una península que vertebraba los espacios.

cocina Antes

La península era también el sitio en el que comer en la cocina. Un espacio insuficiente (con sitio apenas para dos personas) en relación al tamaño de la cocina. Al fondo de la  cocina, al otro lado de la península se encontraba la zona de almacenaje y despensa, incluido el frigorífico.

En esta zona, los muebles altos con distintos fondos generaban líneas quebradas que desmerecía el diseño de una cocina con una distribución " incómoda" y con muebles que claramente, habían conocido mejores tiempos.

cocina Antes
cocina antes
cocina Antes

La cocina ahora

Si antes la cocina estaba divida en dos físicamente por la península ahora la división solo existe gracias a una clara división de funciones en cocina y office. El nuevo office se ha situado en la entrada, la zona que antes ocupa  la zona de trabajo y de agua.

cocina Después

El cambio de distribución ha ido de la mano de un cambio en las instalaciones (como se cambiaban los muebles y electrodomésticos no había problema),  y ahora el fregadero y el lavavajillas se encuentran en la zona de trabajo que ahora esta al final de la cocina.

Esta zona de trabajo tiene un práctico diseño en "U" aunque uno de sus lados, el enfrentado a la ventana, se enuentra con un hueco en la pared . Este espacio se ha usado para colocar los  muebles altos (de suelo a techo) e incluir algunos electromésticos en columna (horno y micro y el frigorífico paneleado).

Los armarios de la cocina son neutros y elegantes. Para las puertas inferiores se ha elegido el lacado blanco y liso y un color topo o gris claro para los (pocos) muebles altos que incluyen una pequeña moldura, dando carácter y un toque clásico a la cocina.

cocina

Cocina de Santos Cocina y encimera blanca de Neolith.

neolith

Para el suelo se ha elegido un azulejo de formato mediano con un acabado de piedra gris muy natural. El mismo revestimiento sirve para cubrir el salpicadero pero también pasa al office para crear un zócalo a media altura. 

A partir de ahí un cálido papel pintado con acabado textil en tono verde suave transforma el espacio en un comedor que podría completar cualquier salón. El revestimiento textil envuelve la parte alta de la zona de trabajo y así, ambas zonas "adoptan" materiales de la otra zona para dar unidad y coherencia a toda la cocina.

A todo esto hay que sumar los detalles de diseño extra en la cocina que incluyen una puerta de aluminio con cristal y una televisión perfectamente integrada gracias a las baldas entre las que se ha situado, restándole protagonismo así  y que además se apoyan y rematan los armarios altos de la cocina.

El resultado final de este magnífico trabajo es una cocina de la que no querrás salir.

puerta
cocina Antes y Despues

Proyecto y obra y agradecimientos a @nataliazubizarretainteriorismo. Imágenes de Felipe Scheffel

Similar en Decoesfera | Inspiración y claves para tener un comedor (en condiciones) en la cocina

Diseño minimalista y colores neutros en una cocina en pararelo en la que trabajar cómodamante

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio