Juego de volúmenes, color y luz en un dúplex de 115 m2 con vistas al cielo París
Casas

Juego de volúmenes, color y luz en un dúplex de 115 m2 con vistas al cielo París

HOY SE HABLA DE

Este dúplex de 115 m2 reparte sus metros en las dos últimas plantas de un edificio prehassmaniano de más de 200 años del barrio parisino de Le Marais. La reconocida arquitecta Manuelle Gautrand ha sido el responsable de su reciente reforma cuyo objetivo principal ha sido llevar el flujo de luz natural lo más lejos posible para que alcanzara a todos los espacios.

Según la propia Gautrand en París es fácil caer en la oscuridad y en una especie de desconexión con los elementos de la naturaleza. Pero como ella se crió en Marsella  " estoy particularmente apegada a las cualidades de color y luz natural".

Y estas dos cualidades. Color y luz, son de hecho lo más llamativo del apartamento después de su intervención.

El dúplex es propiedad de una pareja que llevaban mucho tiempo viviendo en él con sus dos hijos. Al independizarse éstos decidieron reformarlo y acondicionarlo a su medida.

Antes de la reforma el apartamento estaba muy compartimentado así que el proceso ha consistido en tirar paredes y generar nuevos espacios.

Manuelle Gautrand 0337 Copia

Claves de la reforma

El plan de Manuelle Gautrand surgió de las características preexistentes en el apartamento: una orientación  este-oeste con ventanas de gran altura y el hecho de que ocupaba el espacio bajo techo del edificio. La arquitecta propuso a los clientes aprovechar la ventaja que les daba estar en la última planta para crear una conexión visual con el cielo en París.

Las ventanas de doble altura en el este y las fachadas occidentales obligaban a tener un techo elevado en ambos lados pero  Manuelle Gautrand diseñó una entreplanta en el extremo occidental del espacio que alberga un dormitorio de invitados y se abre al vacío a través de las ventanas de estilo industrial.

En cuanto a su estilo, "aueríamos romper con las ideas e imágenes de apartamento parisino burgués" señala la arquitecta. Se inclinaron más hacia lo  que le puedes pedir a una casa de vacaciones. Es una especie de "cabaña en la playa" gracias al uso del color y de los nuevos rincones que se abren al sol y al cielo.

Además querían crear algo que se inclinara más hacia una declaración artística más que histórica. "Hay una especie de ambivalencia y diversidad de ambientes dentro del proyecto que nos gusta " señalan los dueños.

Planta baja

En la planta baja destacan los diferentes volúmenes que proporcionan el techo en cascada que se interpone entre las áreas de cocina, comedor y sala de estar. Hay un flujo claro entre estos espacios, pero cada uno se define por su uso de color y materialidad.

La planta ha quedado muy abierta y es un espacio lleno de luz muy elegante que refleja la pasión por el arte y el diseño moderno de sus habitantes.

Manuelle Gautrand 0083 Base Copy Copia

La zona de estar, presidido por un gran sofá esquinero verde, actúa también como espacio expositor de las numerosas obras de los propietarios. A un lado, junto a las ventanas, destaca una pequeña mesa de bar para dos que se convierte un lugar alternativo para tomar el sol junto a la ventana.

Manuelle Gautrand 0299 Copia
Manuelle Gautrand 0068 Copia

Al otro lado de la planta se encuentra la cocina que también se abre hacia arriba aunque no tanto, porque el dormitorio principal se encuentra encima. Estas variaciones en la altura de los techos genera cambios de volúmenes y sirven como pozos de luz durante todo el día.

Manuelle Gautrand 0166 Base Copy Copia

De una manera intencionada y para generar un contraste deliberado, la entrada al dormitorio y al vestidor es un como un pasadizo estrecho  panelado con madera oscura. Se ha llenado este espacio de objetos curiosos y máscaras tribales reforzando el contraste.

Manuelle Gautrand 0239 Copia
Manuelle Gautrand 0210 Copia

El comedor es el espacio entremedio, entre la cocina y la zona de estar. El techo bajo sobre el comedor proporciona sensación de intimidad.

La mesa Tulip de Saarinen ovalada y de sobre de mármol preside el espacio y a ésta le acompañan  las sillas 'Vik' de Thibault Desombre.

Manuelle Gautrand 0199 Copia

La cocina, diseñada para la convivencia relajada utiliza la monumental cualidad permanente de travertino en una isla diseñada para ser movida alrededor con fluidez. Las superficies de travertino también definen el perímetro de la cocina.

Manuelle Gautrand 0154 Option 4 Copia
Manuelle Gautrand 0140 Option 1 Copia



Manuelle Gautrand 0127 Copia

Planta segunda

Aprovechando el activo de luz natural, en el segundo piso Manuelle Gautrand dibujó lo que ella describe como un "corredor continuo e ininterrumpido del cielo" que extiende toda la profundidad del edificio.  "El objetivo era crear una franja de luz natural, a través de la cuál se percibe la influencia del sol, ya sea el blanco frío luz de invierno o verano cálido, que proyecta su sombra e influye en el interior, tanto arriba y abajo, durante todo el día."

Manuelle Gautrand 0277 Copia

Esta pasillo o tragaluz de luz natural en la planta alta requería de una solución especial para las escaleras, para que estas no supusieran una limitación a la luz. Por eso amplio su hueco para que recibiera la luz del  tragaluz.

Aquí la arquitecta también jugó con el color. Aplicó el "el color del sol" como Manuelle Gautrand bajo el tragaluz. La cualidad de este amarillo provoca que la luz de todo el apartamento está influenciado por la refracción de la pared amarilla. "Es una especie de tipo de sol artificial ".

Manuelle Gautrand 0316 Copia

El rosa para la escalera se inspiró en el suelo de resina original del apartamento, un color con el que los propietarios estaban particularmente apegados, y el verde que se distribuye en numerosos detalles por el apartamento es una referencia directa a las plantas y la naturaleza.

En el dormitorio se ha buscado intencionadamente una simplicidad muy zen que invita a la calma y a relajarse.

Manuelle Gautrand 0389

El cuarto de baño también sorprende por su aspecto lujoso. Está revestido por un mármol digno de un palazzo italiano. El el marrón es el color elegido para superficies verticales y el mármol blanco para las superficies horizontales. Destaca el aplique los 70 que da un toque inesperado al espacio.

Manuelle Gautrand 0349 Copia
Manuelle Gautrand 0485 Copia

La arquitecta parisina disfrutando de la luz y de los contrastes del piso.

Vía Manuelle Gautrand Interiors. Imágenes de Gaelle Le Boulicaut 

Nos ha inspirado:

Sofá modular de 5 plazas, terciopelo azul espuma de mar diseñado por Matt Arquette de MADE por 1.699 €

Sofá modular de 5 plazas, terciopelo azul espuma de mar

Sofá modular de 5 plazas, terciopelo azul espuma de mar

Mesa estilo Tulip de mármol de 120 cm, modelo Aradan de La redoute ahora con un 30% de descuento. Precio normal 879.00 € -30% y ahora 615,30 euros

Superficie de madera de mármol Ø120 cm, Aradan

Superficie de madera de mármol Ø120 cm, Aradan

Aplique Dione de acero con acabado blanco 71,99 euros

Aplique Dione de acero con acabado blanco

Aplique Dione de acero con acabado blanco

Similar en Decoesfera | Puertas abiertas: Un piso clásico da un cambio radical para ganar luz, calidez y amplitud

Un piso recién reformado en Bilbao con un diseño que gira en torno a un árbol situado en el patio

Temas
Inicio