Arabia Saudí proyecta una ciudad en medio del desierto con dos rascacielos más anchos que altos (tienen 487 metros de alto y 120 kilómetros de largo)
Casas

Arabia Saudí proyecta una ciudad en medio del desierto con dos rascacielos más anchos que altos (tienen 487 metros de alto y 120 kilómetros de largo)

Arabia Saudí planea crear una nueva ciudad en el desierto entre las fronteras de Arabia Saudí, Jordania y Egipto. Un proyecto tan ambicioso "como las pirámides de Egipto", (esto es lo que pidió el príncipe heredero Mohammed bin Salam a sus funcionarios y empleados de NEOM, la empresa que planea llevar a cabo la que será la ciudad del futuro.

Una ciudad proyectada en tan solo dos edificios dispuestos en paralelo. Serán dos edificios de monumentales dimensiones de 487 metros de alto que se distribuirán a lo largo de algo más de 120 kilómetros a través de terreno desértico, costa y montañas.

 

La ciudad tendrá sólo  200 metros de ancho, 170 kilómetros de largo y 500 metros sobre el nivel del mar.

La pretendida ciudad del futuro llevará por nombre The Line. Las bases en las que se asienta su construcción es que está ciudad estará a un máximo de seis horas de vuelo del  40% del mundo. Con un acceso muy cercano a la naturaleza, la que se encontrará entre los dos edificios y la de fuera de estos (con desierto, montaña y mar). En la ciudad se disfrutará de 10º grados menos de temperatura que en  el exterior, contará con resto del 20 mj/m² de recursos solares perennes y en la nueva ciudad, la energía empleada será 100% renovable.

Otro de los puntos claves de este proyecto es que en esta ciudad se quiere dejar de lado los coches de manera definitiva y el diseño apuesta por soluciones de movilidad basados en la alta velocidad y en los coches autónomos, aunque de momento no se especifica que se vaya a apostar por taxis voladores o drones o por trenes de levitación magnética, aunque se explica que el sistema de transporte público tendrán una gran relevancia, pretendiendo que se pueda ir de un extremo a otro de la ciudad en menos de media hora.

Dos rascacielos mas anchos que altos

La monumentalidad de los edificios se verá aligerada por sus revestimientos acristalados y espejados. Este territorio aspira a convertirse en el hogar de 9 millones de personas (pronostican alrededor de nueve millones de habitantes) .

Los edificios tendrán hoteles y residencias, y se implementará la agricultura vertical para cultivar verduras, que se cosecharán y empaquetarán de forma autónoma y se trasladarán a comedores comunitarios y cocinas de convivencia, sirviendo de desayuno, almuerzo y cena para los residentes, los cuales pagarían una suscripción.

Los planos también incluyen un estadio y un puerto deportivo para lujosos yates. El valor de los rascacielos rondaría los mil millones de dólares, y están diseñados por Morphosis Architects, con sede en EE UU, e involucra al menos a otros nueve consultores de diseño e ingeniería.

En cuanto a fechas, el príncipe saudí explicó que tanto los rascacielos como la ciudad en sí deberían afrontarse por etapas, y que el desarrollo podría prolongarse cincuenta años

La sostenibilidad

La enorme metrópoli que las autoridades saudíes tienen entre sus planes está diseñada para primar la tecnología, la agricultura vertical y las fuentes de energía cien por cien renovables. Así visto no suena mal.

Similar en Decoesfera | Planos inclinados y diseño adaptado al entorno: una casa en Islandia ejemplo de estilo brutalista del futuro

Arquitectura orgánica e imposible (pero real) en esta casa enclavada en unos acantilados de Vancouver

Temas
Inicio