Publicidad

Una estructura de cristal que respira como un ser vivo

Una estructura de cristal que respira como un ser vivo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El mundo de la arquitectura avanza a pasos agigantados. La falta de espacio en las ciudades, o la necesidad de encontrar nuevos materiales y técnicas que tengan menos impacto en el medio ambiente y que consuman menos recursos naturales están llevando a arquitectos y diseñadores a exprimir su creatividad para dar solución a estos problemas.

Un buen ejemplo es esta estructura de cristal que respira como si fuera un ser vivo creado por el arquitecto David Benjamin. Bautizada como Amphibious Envelope, y dentro de la corriente de la 'arquitectura verde', esta escructura ha sido fabricada con elementos que jamás imaginaríamos que podrían ser haber sido utilizados para algo así.

Amphibious Envelope 02 845x1024

Entre los elementos que este arquitecto ha utilizado para fabricar ladrillos y plásticos destacan hongos, plantas o bacterias. Y para crear esta fachada acristalada que vemos en la imagen, ha utilizado nada más y nada menos que un tanque con agua en el que ha metido ranas, caracoles y algas. Según explica el arquitecto, en los edificios que se construyen con esta clase de cristales hay tres bloques de vidrio, y entre ellos, hay una cavidad para aislar y controlar la luz que pasa por ellos. Pues en este edificio, David Benjamin ha decidido sustituir estas cavidades vacías por cavidades llenas de vida.

La primera de ellas, la ha llenado de aire. La segunda, la ha llenado de agua, y la tercera, la ha llenado con ranas y con alimentos para las mismas. Cuando los tanques pierden oxígeno, las ranas nadan hasta la superficie para tomar aire, y al hacerlo, ponen en marcha un sensor electrónico que hacen que el agua se purifique cogiendo aire desde el exterior de la fachada para pasarlo a través del tanque lleno de agua donde se purifica. Una vez que las burbujas de aire llegan a la parte superior del tanque, son empujados hacia arriba y hacia fuera de una abertura en la parte superior, esencialmente liberando aire purificado en el espacio detrás de la fachada.

Y probablemente, muchos de vosotros os preguntaréis... ¿Y para qué sirve tener este sistema de tanques en la fachada? Según David Benjamín, este sistema podría ayudar a sustituir el sistema de vidrio, rejillas de ventilación, ventiladores y sistemas de filtrado industriales por un sistema biológico que logra el mismo efecto, aunque con mucho menos energía y de una forma más natural.

Vía | Vired
En Decoesfera | La sostenibilidad en arquitectura a debate en The Context of Sustainable Architecture de Roca y AXA

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir