Compartir
Publicidad

111 Navy Chair, reciclando plástico con estilo

111 Navy Chair, reciclando plástico con estilo
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que todos los aquí presentes conocemos a la Navy Chair, la hemos visto en un sinfín de series de televisión, decorando el despacho de House o en las salas de interrogatorio de CSI, y seguro que más de uno se ha sentado en una de ellas —yo lo hice por primera vez en un restaurante de comida rápida en Broadway, que cosas—.

Esa silla, fabricada en aluminio, es ya de por sí un buen ejemplo de reciclaje, pues es un metal que se reutiliza con facilidad y que está muy presente en nuestras basuras. Sin embargo, Emeco —su fabricante— y Coca-cola, han querido ir más allá, y tras cuatro años de investigación han sacado la 111 Navy Chair, que recicla con estilo el plástico de 111 botellas de la conocida marca de refrescos.

111 Navy Chair - colores

El 60 por ciento del plástico de la silla proviene de botellas recicladas, lo que retira más de tres millones de esas botellas de nuestros basureros. El resto es una fibra de vidrio especial que le da la resistencia necesaria para aguantarnos y un poco de tinte para poder ofrecerla en seis maravillosos colores.

En mi opinión, iniciativas como estas son las que de verdad impulsan la voluntad de reciclaje de la gente. Produce mucha más satisfacción pensar que al separar la botella ésta puede acabar siendo una silla de diseño que simplemente un amasijo de plástico en un vertedero.

Si vosotros también queréis reciclar plástico con estilo y os queréis hacer con una 111 Navy Chair, sabed que su precio ronda los 150 euros al cambio, lo cual es una buena noticia, pues la silla original, fabricada casi a mano en aluminio, cuesta más de 400 euros.

Vía | Minimalissimo
Más información | 111 Navy Chair
En Decoesfera | Recicladecoración: convierte en muebles antiguas señales de tráfico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos