Compartir
Publicidad
Publicidad

Wikkelhouse, la casa de cartón que se instala en un solo día y dura toda una vida

Wikkelhouse, la casa de cartón que se instala en un solo día y dura toda una vida
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El cartón es un material que se ha ido incorporando progresivamente en interiorismo y construcción y que a día de hoy ya permite ofrecer viviendas seguras, duraderas y resistentes a la intemperie. Esto supone un plus de sostenibilidad para la arquitectura ya que, aunque parezca difícil de creer, el cartón puede usarse como base para una madera ultra resistente que puede durar 100 años, ¡toda una vida!.

"Wikkelhouse" es una casa hecha con cartón corrugado que ha sido pegado con un adhesivo ecológico y mediante un proceso de construcción de calidad. Cada casa consta de segmentos de cartón entrelazados, cada uno pesa alrededor de 500 kg y mide algo más de un metro de largo. Cada segmento está compuesto por 24 capas de cartón y se envuelve alrededor de un molde con forma de casa para crear con él la forma de dos aguas. La casa en su conjunto tiene unos 4,5 m de ancho.

Wikkelhouse 3

Las capas de cartón y pegamento crean un tipo de aislamiento, que a su vez está protegido por una película impermeable y transpirable llamada "Miotex" y cubierta por paneles de revestimiento de madera en el exterior. En el interior, la casa está forrada con madera contrachapada para conseguir un efecto minimalista pero al mismo tiempo cálido y acogedor.

Además la casa está llena de detalles opcionales incorporados como estanterías, escritorios, encimeras de cocina o duchas. Se pueden agregar detalles adicionales o cambiar el plano en función de las necesidades del usuario. Por ejemplo, agregar un dormitorio adicional si la familia crece o insertar un nuevo espacio para una oficina en el hogar en cuestión de horas.

Wikkelhouse 4

Desde una vivienda de vacaciones, hasta un espacio de oficinas, esta casa de cartón se puede convertir en aquello que se desee. Cada Wikkelhouse se construye en el taller de la compañía en Ámsterdam y luego se transporta al lugar que el comprador elija, sin necesidad de una base. Se necesita un solo día para montarla.

Cada módulo individual cuesta cerca de 4000 euros, con un tamaño mínimo de tres módulos y añadiendo tarifas de entrega y montaje el conjunto sube a unos 25000 euros. Finalmente una casa completa con su cocina y su baño se puede conseguir desde unos 70000 euros y aunque por ahora solo está disponible en algunos países de Europa ya hay lista de espera, porque la construcción artesanal hace que la producción esté limitada.

Vía | Dornob
Más información | Wikkelhouse
En Decoesfera | KODA, una casa prefabricada que se instala en siete horas con todo lo necesario para vivir

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos