Publicidad

Una casa icónica por aunar arquitectura y naturaleza de manera increíble, escenario de Ex Machina
Casas

Una casa icónica por aunar arquitectura y naturaleza de manera increíble, escenario de Ex Machina

Publicidad

Publicidad

La película de ciencia ficción Ex Machina, del director Alex Garlan, se caracteriza por desarrollarse en un espacio cerrado: una increíble casa ubicada en Alaska. La trama de la película, que no contaré aquí para evitar los spoilers, se basa mucho en el entorno casi claustrofóbico de la casa.

Cuando el protagonista principal de la película, Caleb Smith, llega a la casa del multimillonario y jefe Nathan Bateman, inicia la película como tal e inicia también ese sentimiento de encierro. Para lograr esto, el director buscó los servicios del diseñador Mark Digby quien logra montar una ambientación muy refinada con un estilo modernista sumamente interesante.

Ex Machina 2

En las propias palabras de Digby, la arquitectura de la casa juega un papel muy importante, tanto en el aspecto visual de la película como en su trama. Para alcanzar una tensión máxima, fueron usadas varias locaciones para este thriller futurista. Algunas escenas fueron filmadas en un hotel en Noruega y en una cabaña cercana de ahí miestras que las demás lo fueron en sets creador para tal efecto.

El Hotel Juvet ubicado en el norte de Noruega, fue el escenario principal que le dió cuerpo a la casa dónde se desarrolla la historia. Aprovechando los espectaculares escenarios naturales, el diseñador Mark Digby adaptó el hotel para llevarnos, poco a poco, en un ambiente de encierro angustiante.

Ex Machina 3

Así, los espacios abiertos de la casa como la sala, la cocina o los pasillos tienen una ambientación cálida y amigable con colores suaves, maderas y piedra. Por su parte otras zonas como las recáramas, el laboratorio o la zona dónde se encuentra el robot tiene colores más fuertes, luces más agresivas y, de manera más general, un ambiente incómodo.

Ex Machina 4

No cabe duda que son pocas la películas en las que la locación, en este caso una casa, se vuelven tan importantes que se apoderan de la pantalla teniendo identidad propia. Más allá de la calidad del trabajo creativo del diseñador, es interesante ver como las tendencias visuales se convierten en puntos de referencia.

Sin lugar a dudas algunos espectos de la casa de Ex-Machina podrían inspirarnos para decorar nuestros propios espacios interiores. Las obras de arte que aparecen en la película son también un punto interesante que podemos destacar. Las pinturas de Jackson Pollock y Gustave Klimt aparecen regularmente dándole toques de color y de vida a los fríos espacios monocromáticos.

Si no han visto la película Ex Machina les dejo el trailer para que se den cuenta de cómo el espacio interior y la arquitectura resultan interesantemente aprovechados para el ambiente general de esta propuesta cinematográfica.

Via | Daily Design News
Decoesfera | Empapelar la cocina ¿Una buena o mala idea?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir