Compartir
Publicidad

Una vivienda para cada tipo de persona (III): los dúplex

Una vivienda para cada tipo de persona (III): los dúplex
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siguiendo con los tipos de viviendas que podemos escoger a la hora de comprar o alquilar nuestra casa, hoy nos toca hablar de los dúplex, viviendas también de ciudad, pero distribuidas en varias plantas, lo que nos permite tener una mayor división de zonas.

Dúplex

Según la RAE, un dúplex es "en un edificio de varias plantas, conjunto de dos pisos superpuestos y unidos por una escalera interior, destinado a vivienda independiente". Y vuelvo a no poder explicarlo mejor, se trata simplemente de eso, de una vivienda de dos plantas unidas por una escalera que se encuentra dentro de la vivienda. Esto conlleva ventajas y desventajas, por supuesto.

Ventajas:

Como ventajas el hecho de que por regla general y que salvo en excepciones suele tratarse de un espacio mayor que un piso de una sola planta. Aunque como demuestra este ejemplo de sólo 17m2 del que os hablamos hace tiempo no siempre tiene que ser así.

Una vivienda para cada tipo de persona: dúplex

Por otro lado, el hecho de distribuir la vivienda en dos alturas nos permite aislar mejor las zonas. Cogiendo por ejemplo la parte inferior para las zonas abiertas a las visitas y la superior para el descanso, o la parte inferior para el trabajo,... en definitiva, la distribución que escojamos dependiendo de nuestro modo de vida.

Esto último también significa mayor intimidad para cada uno de los miembros de la familia, colocando a los dúplex, algo especialmente importante en el caso de las familias con hijos. Yo les colocaría en un paso intermedio en ese sentido entre los pisos y las casas, siendo bastante más económico que las últimas y un poco más caro que los pisos.

Una vivienda para cada tipo de persona: dúplex

Inconvenientes:

Como inconvenientes el hecho de la escalera. Que trae consigo diferentes problemas: * por un lado el espacio que ocupa * por otro los problemas de seguridad que lleva consigo, sobre todo en las casas con niños o personas mayores * el cansancio de subir y bajar continuamente la escalera.

El último de los inconvenientes sin embargo se puede evitar con una buena distribución. Si distribuimos bien nuestro dúplex limitaremos el número de subidas al máximo mientras si por ejemplo tenemos sólo un baño en la parte alta o colocamos el comedor en distinta planta que la cocina (por poner el ejemplo más drástico) el número de tránsitos se multiplicará.

Lo que quiero decir es que en definitiva, en el caso de los dúplex las ventajas y desventajas dependen aún más de la distribución que en otros casos y no sólo de la estructura de la vivienda.

Una vivienda para cada tipo de persona: dúplex

¿Para qué personas está especialmente recomendado?

Es perfecto para aquellas familias que necesiten una mayor división entre zonas. Por ejemplo parejas trabajadoras que necesiten un estudio profesional y una vivienda. En estos casos el dúplex es especialmente aconsejable, por el precio de uno podemos crear ambos en nuestro domicilio y nos ahorraremos el tránsito a la oficina.

Si tienes hijos y quieres que tengan su propio espacio dentro de tu vivienda, pero una casa se sale de tu presupuesto, un dúplex es lo más parecido y bastante más económico, puedes distribuir las habitaciones de los niños en la parte superior, y dejar la parte inferior más aislada.

En Decoesfera | Una vivienda para cada tipo de persona: los estudios y los pisos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos