Publicidad

Una vivienda con espacios pequeños y resueltos para la comodidad de una persona con movilidad reducida
Moderno

Una vivienda con espacios pequeños y resueltos para la comodidad de una persona con movilidad reducida

Publicidad

Publicidad

Esta vivienda de nueva construcción en Madrid es una de tantas que se apoyan en especialistas y profesionales para adaptar sus interiores. En este caso, la decoración y remodelación de los baños y otras zonas es aún más interesante para los enamorados de las reformas y la estética, ya que el cambio era fundamental para el uso de una persona con movilidad reducida.

Como es habitual el Estudio Arinni se esmera en lograr la continuidad de los espacios y la comodidad para ser vivida día tras día. La estrategia en el diseño los llevan a crear ambientes aparentemente sencillos, en esta vivienda madrileña el pavimento han sido elegido de vinilo, aunque también cuenta con paneles de madera y molduras en paredes presentes en varias estancias.

Si nos fijamos en el salón, uno de sus frentes contaba con un pilar que dificultaba la ubicación del sofá como solución se ha diseñado un frente de librería que queda embutida entre paneles de madera y molduras (una tendencia recuperada que personalmente me chifla).

Arinniestudio1
Arini3
Arini5

A su vez se deja hueco en la parte izquierda para dar paso al comedor envuelto por unas maravillosas sillas de Andreu World tapizadas en color agua marina y una mesa circular de Vical Home, que además de relajar la atmósfera, logra una pincelada seductora y algo colorida.

Unas de las piezas fundamentales en el salón es el gran espejo que amplía visualmente el espacio y descarga la zona opuesta, donde parecía un rectángulo angosto amueblado con aparador, televisor y una composición decorativa muy atractiva, se ha creado un gran espacio abierto al diario y al paso.

Arini6
Arinni

La decoración en el dormitorio ha contado con varias necesidades y preferencias, una zona de trabajo, lectura, almacenaje para libros, documentación y todo lo que en realidad en una casa se necesita dentro de una zona íntima. En ese momento era el dormitorio el lugar elegido para ello. Estudio Arinni diseña un frente de librería que entraña una mesita de noche detrás de un panel abatible. Una ocurrente herramienta para ocultar los objetos que quedan sobrepuestos normalmente en ella y de ahí parte una encimera de 2,50 metros de longitud que hace las veces de escritorio, despacho más zona de recogimiento junto a un confortable asiento. Al igual que en el segundo dormitorio (el de invitados) se han empapelado sus paramentos principales con un mural de Elitis y los complementos decorativos en dorado mate dan el toque elegante y sencillo a la doble área.

Un hogar donde la importancia principal es tener movilidad sin limitaciones para una persona con dificultades físicas logrado mediante mobiliarios auxiliares de pequeño tamaño que permite el fácil desplazamiento por todo su recorrido y crear una circulación cómoda. Los textiles completan la decoración con tejidos caídos (lino) que conservan su esencia natural y probablemente el color que más destaca en este interiorismo sea el de los cojines, los murales y la sillería del salón de tono sutil y atractivo.

Este proyecto ha supuesto para el Estudio Arinni salir de la tendencia minimalista con la que suelen trabajar y el resultado es así de pulcro y elegante ¿Qué te parecen sus resoluciones espaciales para una persona con necesidades específicas y con ganas de mucha decoración?

Fotos | Estudio Arinni

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir