Compartir
Publicidad
Publicidad

Dieter Rams: menos, pero mejor

Dieter Rams: menos, pero mejor
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He de confesar que llevo varios días reflexionando e investigando en torno al diseño industrial. Por lo visto, la visita al MoMA ha despertado en mi una renovada curiosidad por el arte de las cosas pequeñas y no es cuestión de dejarla pasar.

Para mi sorpresa, en mis pesquisas he encontrado un magnífico diseñador que había permanecido ajeno a mi conocimiento, y ese no es otro que Dieter Rams.

Arquitecto, alemán de nacimiento, trabajó la mayor parte de su vida para la empresa de electrodomésticos Braun, desde 1955 hasta 1995, en la que acabó convirtiéndose en uno de sus diseñadores más prestigiosos.

Veamos qué le hace tan especial y el porqué de su frase lapidaria de inspiración miesiana; menos, pero mejor.

Observando cualquiera de sus creaciones me viene a la mente una frase de Antoine de Saint-Exupery que a menudo me ha guiado en mis proyectos.

La perfección no se alcanza cuando ya no queda nada por añadir, sino cuando no queda nada por quitar.

Rams lleva esta premisa al extremo con una habilidad asombrosa para la elección de los materiales, los colores y las proporciones.

rams - hifi L450

Sus equipos de sonido, como el magnífico L450, están formados por piezas de las mismas dimensiones, de forma que el usuario puede decidir como colocarlos sin que varíe la composición. Además, están diseñados para ser colocados de pie, apoyados sobre una superficie o colgados de la pared.

También reduce los controles a la mínima expresión y los coloca, con precisión geométrica, siempre en el mismo plano que la función principal del aparato, en vez de ocultarlos en un lateral como suele ser habitual.

rams - sk61

Todos estos detalles pueden parecer insignificantes, pero son el resultado de aplicar unos criterios muy definidos que él mismo resumió en los diez mandamientos del buen diseño.

El buen diseño es innovador. El buen diseño hace útil al producto. El buen diseño es bello. El buen diseño ayuda a entender el producto. El buen diseño es discreto. El buen diseño es honrado. El buen diseño es durable. El buen diseño es coherente hasta el último detalle. El buen diseño es responsable con el medio ambiente. El buen diseño es el menor posible.

Y, cómo no, también tuvo palabras para los diseñadores.

Creo que los buenos diseñadores deben de ser siempre vanguardistas, adelantados a su tiempo. Deben cuestionar cualquier cosa considerada obvia y tener una intuición sobre los cambios en el comportamiento de la sociedad. Una intuición sobre la realidad en la que viven, sus sueños, sus deseos, sus temores, sus necesidades y sus hábitos de vida. También deben ser capaces de conocer las oportunidades y los límites de la tecnología.

Espero que hayáis disfrutado tanto como yo.

Vía | Retro to Go Imágenes vía | Night Owl Más informacion | Design Museum En Decoesfera | Ornamento y delito

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos