Publicidad

Hazlo tú mismo: un escabel con almacenaje hecho con una caja de vino

Hazlo tú mismo: un escabel con almacenaje hecho con una caja de vino
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Un clásico para reciclar las cajas de vino es redecorarlas para otros usos. En mi obsesión por los muebles de doble función, que nos sirven para almacenar y mantener la casa más recogida os traigo este DIY, para hacerlo tú mismo.

En unos pocos pasos convertiréis una caja de vino en un cómodo escabel para poner los pies, perfecto para que los más peques se sienten cómodamente en la mesa de centro y además con almacenaje bajo la tapa. Las herramientas son fáciles de conseguir y con un poco de maña os quedara precioso. Espero que perdonéis la calidad de las fotos.

recicladecoración-escbel,paso1

Herramientas:

  • grapadora de tapicero
  • Tijeras que corten bien
  • Retal de tela sobrante de tapicería ( es decir fuerte)
  • plancha de relleno ( sirve gomaespuma finita o los empapadores de grasa que se venden para las cocinas)
  • una buena caja de madera de seis botellas de vino
  • Pegamento
recicladecoracion-escabel-paso2

Paso 1

Medimos y recortamos la gomaespuma o relleno elegido para forrar la caja. En cualquier supermercado o bazar podéis encontrar gomaespuma finita o los empapadores de grasa para los lados de las cocina, que son fáciles de cortar y de trabajar con ellos. Conviene que sobre un poco para que acolche los bordes de la caja. Vamos grapando con cuidado de no traspasar la madera.

En el mercado existen diferentes largos de grapa para las grapadoras de tapicero. Unas más largas para enterar habitaciones, otras más cortas para tapizar muebles de maderas gruesas y las más cortas para trabajos manuales.

Hay que conservar las divisiones de las botellas, que nos servirán para rematar la tapa y la parte de dentro de la caja.

recicladecoración- paso 5-1.jpg

Paso 2

Acolchamos bien la tapa, que es la parte que debe quedar más mullida y forramos con la tapa, bien estiradita. Para rematarla y que no se vean las grapas, utilizamos las divisiones de las botellas, que pegamos con pegamento de secado rápido. En caso de que no tengas las divisiones, una tela de retor o un cartón forrado nos servirán, igualmente.

Medimos y recortamos el retal de tela y forramos la caja, cuidando especialmente las esquinas para que no queden demasiado bastas. Vamos grapando cuidadosamente, procurando qu la tela esté bien tensa. El truco par conseguirlo en grapar primero una esquina y después la que tiene enfrente, así conseguiremos que no se tuerza la tela.

recicladecoración-paso6-1.jpg

Paso 3

con el resto de las divisones de la las botellas rematamos el interior de nuestro nuevo escabel. Con ayuda de gatos pequeños o simplemente libros que presiones la lámina de madera o cartón forrado (como hicimos en la tapa) hasta que se seque el pegamento, dejareis un remate profesional.

Todos estos trabajos de bricolaje, requieren mucha paciencia. es importante guardar bien los tiempos de secado, ya que si no, se despegará enseguida y es difícil volver a pegarlo. Es fundamental para que podáis tener un buen almacenaje

recicladecoración -paso 4-1.jpg

Paso 4

Si yo fuera una perfeccionista os diría que ha llegado el momento de personalizar vuestro escabel, utilizando pasamanería, borlas o madroños, que tan de moda están como remate de lamparas, almohadones y escabeles, de un tiempo a esta parte. La cosa es que es un buen truco para "camuflar" las imperfecciones. No sé vosotros, pero a mi me quedan algunas imperfecciones, dependiendo de la tela que haya utilizado. En este caso era un retal que me sobró cuando tapizamos el sofá y que se deforma muchisimo, así que hay que usar los medios a nuestro alcance para que el remate sea bueno.

detalle-escabel

Paso 5

Este paso es opcional, os lo pongo porque a mi me enseñaron a hacerlo así, pero la verdad es que para el lugar donde quería el escabel (delante del sofá) sería demasiado alto. Se trata de ponerle patitas. En cualquier tienda de bricolaje tenéis patitas de madera, barnizadas, de colores o al natural. Simplemente hay que pegarlas o atornillarlas, dependiendo del modelo que elijáis. Yo en mi escabel, he puesto una tapa de cartón como remate y un aironfix de terciopelo para que no raye el suelo, aunque está siempre sobre la alfombra.

escabel-recoclado-1.jpg

Los mandos de las consolas ya no están por medio en casa. ¿Qué os parece el resultado? ¿Os animáis a convertir vuestras cajas de vino en escabeles, costureros o cajas para los mandos?

Imágenes | María SJB En Decoesfera | Hazlo tú mismo: un asiento de cuerda para el Día de la Madre

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir