Compartir
Publicidad

DIY: una estantería redonda sujetada con cuerdas

DIY: una estantería redonda sujetada con cuerdas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las estanterías y espejos redondos que se sujetan a la pared con cuerdas se han convertido en una de las tendencias de decoración estrella en los últimos meses y solo era cuestión de tiempo que alguien se atreviera a hacer un DIY con ellos.

En este caso es un cesto de bambú para cocción al vapor el que se ha convertido en una estantería redonda, pero ya que en España estos productos no están tan extendidos, si tenemos cualquier otro elemento de madera que tenga forma redonda, también puede servir para hacerte una nueva estantería.

estantería redonda DIY

Como lo que han utilizado para hacerla es un cesto de bambú con el que cocinar, lo primero que han tenido que hacer ha sido quitar la superficie donde se coloca la comida y quedarse únicamente con el marco. Para que os hagáis una idea, este marco tiene unos 38 centímetros de diámetro.

estanteria redonda con cuerdas

Una vez tienes el marco preparado, el segundo paso es añadir la balda. Si lo que quieres colocar sobre ella tiene poco peso, quizá te sirva con pegar el trozo de madera al marco con cola blanca o algún producto de bricolaje, pero si tienes pensado colocar elementos algo pesados, es mejor que refuerces las juntas de la estantería, por ejemplo, con unos topes de madera.

estanteria redonda con cuerdas

Hecho este paso, ya solo nos queda colocar la cuerda que sujetará la estantería. Lo más sencillo es grapar la cuerda en cuestión al canto del marco y le haremos unos nudos para darle un acabado más pulido y también para que quede más sujeta. Tendremos que tener en cuénta cuánto queremos que cuelgue la estantería a la hora de elegir la largura de la cuerda.

estanteria redonda con cuerdas

Al hacer tú mismo la estantería es cien por cien personalizable así que podrás elegir el tipo de cuerda y el color que más te guste o que mejor combine con el resto de elementos de la estancia en la que la vas a poner. Además, si el resultado no te gusta, puedes pintar la estantería de algún color más oscuro o sufrido que esconda las posibles imperfecciones.

También es posible hacerlo con otro tipo de materiales que no sean madera pero que también sean fáciles de trabajar, y respecto a las baldas, pueden coger dos trozos de madera y colocarlos en cruz consiguiendo así cuatro cuatro espacios dentro de la estantería.

Una estantería nunca está de más en una casa, siempre necesitamos lugares donde dejar cosas y este tipo de estanterías pueden quedar perfectas encima de una mesa de estudio, en la cocina o en un recibidor o cuarto de estar.

Via | Apairandasparediy
En Decoesfera | Los espejos con cuerdas de Llot Llov como inspiración para un DIY original y sencillo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio