Publicidad

Presentación de los nuevos Homelift HE7, los ascensores opulentes de ThyssenKrupp

Presentación de los nuevos Homelift HE7, los ascensores opulentes de ThyssenKrupp
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Recientemente tuve la oportunidad de asistir a la presentación de los nuevos Homelift HE7, los ascensores opulentes de ThyssenKrupp. Digo lo de opulentes no sólo porque una de las series la han denominado así, "opulence", sin recato alguno, sino porque realmente tener un ascensor en casa --unifamiliar, se entiende-- no está al alcance de la mayoría de los mortales.

Obviamente, la presentación del producto no fue por esos derroteros, y el vicedecano del Colegio de Arquitectos de Madrid, Julian Franco, habló de lo importante que es la accesibilidad en las viviendas, incluidas las unifamiliares, porque todos en algún momento de nuestras vidas podemos ver limitada nuestra capacidad motriz. Le faltó añadir que si encima subimos y bajamos con clase, mucho mejor.

Después tomó la palabra el director de ThyssenKrupp Encasa, Mark Albert, que hizo hincapié en la necesidad de acercar la tecnología al hogar, aunque no dio muchos detalles técnicos mientras dos azafatas descubrían una maqueta a escala de la caja de uno de sus ascensores, profusamente decorada en su interior.

Presentación ascensores homelift

Discursos a un lado, la idea detrás de la serie Homelift HE7 es ofrecer una serie de ascensores decorados en diferentes estilos --con nombres tan poco acertados como el mencionado "opulence", "romantic", "cool" o "nobel"-- que hagan que encajen perfectamente en la decoración de nuestra mansión, y así evitarnos el shock estético que supone entrar en un ascensor cualquiera al subir a nuestros aposentos.

Lo que sí que es cierto es que, tecnológicamente, los elevadores de la serie HE7 (y HE6 también), están a la última. Fabricados en acero Thyssen Krupp, ofrecen una estructura ligera, sólida y compacta, y su cuidada mecánica da como resultado un viaje preciso, suave y sin ruidos. Tampoco es cuestión de despertar al servicio al resto de la casa mientras bajamos a atracar la nevera a medianoche.

Como he dicho, hay muchos acabados para la cabina, pudiendo elegir el que mejor se adapta a nuestros gustos y necesidades. Voy a empezar por los más estridentes, así que no huyáis, que habrá premio para el que aguante hasta el final.

Romantic

ascensor romántico

Qué puedo decir. Es el que pude ver en primera persona gracias a la maqueta a escala que había en la presentación, y me pareció espantoso. Las fotos no le hacen justicia; es peor en directo.

Imagino que fue pensado para encajar en decoraciones barrocas tirando a rococó, o en un neocolonialismo mal entendido. El zócalo tiene un pase, pero el papel pintado en ese color tan de chuchería, me supera. Es que ni siquiera en la foto del catálogo acaba de encajar, y eso que la casa, salvo algún detalle excesivamente floral, es bien bonita.

Opulence

Ascensor opulente

Aunque en el catálogo también vienen los nombres en castellano, he preferido no poner "opulente", porque me parecía incluso ofensivo. En la lengua de Shakespeare su nombre oficial es Sumptuous, que también tiene tela.

Y bueno, hablo del nombre porque si tengo que hablar de la decoración, se me acaban los sinónimos. Vamos a dejarlo en que son los nuevos 90, y así todos contentos.

Nobel

Ascensor noble

Vamos pasando la zona crítica, y llegamos a una que, aunque no comparto, comprendo. Quizás el nombre de estilo noble peca de pretencioso, pero para encajar en una decoración de palacete británico o como ascensor de Hogwarts, está bastante bien.

Cool

Ascensor cool

Hubiera sido más adecuado llamarlo "moderno" (y esto va con ironía), porque es un estilo que ni fu ni fa. No es que sea feo; me gusta la pureza de los planos, con cada superficie cubierta por un material distinto. Lo que pasa es que igual se han pasado con el tono del color de la luz, que convierten al sobrio ébano de las paredes en algo mucho menos elegante.

Buena idea, mala ejecución. Aunque quizás se puede arreglar con las diferentes opciones de personalización que ofrecen.

Natural

Ascensor natural

Como veis, a medida que dejamos de lado la opulencia y la necesidad de hacerla evidente, la cosa va ganando enteros. El estilo "natural" es limpio y agradable, encajando perfectamente en decoraciones donde la madera natural tenga gran presencia --algo cada vez más habitual-- aunque tampoco desentonaría en estilos más vanguardistas, gracias al interesante ritmo que proponen las lamas de madera, dramatizado por la iluminación.

Exterior

Ascensor para exteriores

Ya para terminar, mi favorito: el modelo para exteriores. Me gusta porque aquí se pone de manifiesto la belleza de la estructura y la limpieza y compleja sencillez del funcionamiento del ascensor. No necesita nada más que sus lineas puras, su volumen proporcionado y la ligereza con la que está construido para convertirse en una pieza fundamental de la composición.

Si es que ya lo decía Adolf Loos, hay que despojarse de todo ornamento para desvelar la verdadera belleza de las formas. Algo que se ha hecho evidente en la presentación de Homelift HE7, los ascensores opulentes de ThyssenKrupp.

A vosotros ¿Cuál os ha gustado más? Se admiten discrepancias.

Más información | ThyssenKrupp En Decoesfera | Temporay Store de BTicino en A Coruña. Decoesfera estuvo allí

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios