Publicidad

Antes y después: la reforma integral de una cocina que se pasa al blanco

Antes y después: la reforma integral de una cocina que se pasa al blanco
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Una de las cosas que más nos gusta ver en plan decoración son las reformas, los antes y después 'agresivos' en los que se rompe con todo y se vuelve a empezar desde el principio. Antes las casas se compartimentaban en exceso y ahora lo que está de moda son los espacios abiertos con continuidad entre ambientes y en los que fluye la luz.

Hoy os traemos la reforma integral de una cocina que como tantas se ha pasado al blanco pero en la que además se han hecho muchos más cambios, reducción de tabiques, vidrio añadido para dar más claridad a los espacios y un suelo que solo verlo enamora. Esta cocina ha pasado de ochentera a moderna, y en cierto modo minimalista, de la mano del estudio gallego de interiorismo Catro Paredes, en pocos pasos. ¿Queréis verlos?

cocina-catro-paredes-antes.jpg

El problema en este caso no estaba solo en la cocina en si, que también, sino en todo lo que la rodeaba, un montón de paredes y puertas con marcos de madera oscura... todo muy cálido, eso sí, pero un tanto agobiante y nada luminoso. Estaba claro que lo primero era abrir paredes para ampliar el espacio y poder jugar con él.

cocina-catro-paredes-durante.jpg

Durante este tipo de reformas uno de los momentos más emocionantes y al mismo tiempo de más nervios es cuando se ve todo tirado y el espacio totalmente abierto. Es una gran sensación de liberación la de tener el fin un gran espacio libre de tabiques, pero por otro lado está el miedo de ver todo lleno de escombro y no ver claro como quedará por fin el resultado.

cocina-catro-paredes-despues.jpg

Finalmente todo va tomando forma, el nuevo suelo, las paredes ya pintadas en blanco, sin madera oscura y con mucha más luz fluyendo libre por todas partes. La fase final es la de instalación de los electrodomésticos y de los muebles de la cocina diseñados por Catro Paredes y fabricados por Dica. En este caso se ha elegido, como os decía antes, un estilo en cierto modo minimalista con una línea limpia y conceptual en la que todo está integrado.

cocina-catro-paredes-suelo.jpg

El resultado es una cocina sencilla, funcional y al mismo tiempo elegante y en este caso concreto, además del blanco, que en cocinas es siempre un acierto hay dos detalles que me enamoran: por un lado, el suelo con ese contraste en la zona que simula baldosa hidráulica y por otro lado la península que se ve al fondo, que resulta muy práctica y da un toque especial y personal a la cocina. ¿A vosotros qué es lo que más os gusta del cambio?

Más información | Catro Paredes y Dica
En Decoesfera | Antes y después: cuando tirar un tabique es necesario para ganar espacio y luz en la cocina

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios