Publicidad

Antes y después: cuando tirar un tabique es necesario para ganar espacio y luz en la cocina

Antes y después: cuando tirar un tabique es necesario para ganar espacio y luz en la cocina
1 comentario

Tal vez recordéis que hace algunos días os mostrábamos en Decoesfera, de la mano del estudio Catro Paredes, algunas propuestas de antes y después para el cuarto de baño y opciones diversas relacionadas con como podemos reformarlo, pues bien, hoy le toca el turno a la cocina.

Las casas antiguas solían estar distribuidas en un montón de pequeñas habitaciones y la tendencia hoy en día es justo la contraria. Lo que nos interesa es tener pocos espacios, pero que estos sean grandes y tengan continuidad, sin ser un inconveniente el hecho de que en ellos tengan que cohabitar varios ambientes. Así, lo que se busca hoy en día es una cocina grande, que comparta espacio con el comedor e incluso en ocasiones con la sala de estar.

cocina antes

Seguro que a muchos de vosotros la imagen sobre estas líneas os resulta familiar, la típica cocina de hace unos cuantos años que todavía podemos encontrar en muchas casas, pequeña, repleta de muebles hasta los topes y con unos azulejos, elegidos en su momento con mucho esmero, pero que aburren hasta decir basta.

Además en este caso concreto junto a la cocina hay otro espacio que, tirando un único tabique, se le puede unir. Esa es la cuestión prioritaria en esta reforma, tirar el tabique para ampliar el espacio, aprovechar las entradas de luz natural, aligerar los colores y acondicionar con muebles bajos para conseguir un ambiente mucho más acogedor.

cocina después

En la foto sobre estas líneas podemos ver el resultado después de tirar el tabique, renovar las paredes y colocar el nuevo mobiliario. El objetivo de lograr una cocina cómoda, funcional y acogedora está conseguido y aún sobra espacio para añadir algún que otro mueble de almacenaje en la zona de comedor.

entrada antes

El tabique que encerraba la cocina, creaba hacia el otro lado un pasillo inútil, estrecho y oscuro. Con la eliminación del tabique, se permite la libre circulación de la luz y aunque como veremos a continuación, la distancia a la pared sigue siendo la misma, el espacio resulta mucho más claro y desahogado y parece más amplio.

entrada durante

El suelo estaba entre las cosas de esta cocina que mejor se podían aprovechar y por eso lo respetó la reforma. Para no tener que cambiarlo, consiguiendo así que la obra resultase más sencilla y ajustada en presupuesto, hubo que colocar el mobiliario de cocina sobre la misma zona en la que anteriormente estaba ubicado el tabique, como podemos apreciar en las imágenes sobre estas líneas.

entrada después

Además de no cambiar el suelo, en esta reforma, tampoco se retiraron los azulejos en general, lo que se hizo fue cubrirlos con microcemento. Según nos explica Diego Mosquera, arquitecto de Catro Paredes, así se consigue dar mayor rigidez a los tabiques y el acabado es considerablemente mejor y acorde con el estilo del nuevo mobiliario de cocina.

La moraleja es que, a la hora de llevar a cabo una reforma, debemos analizar previamente lo que es realmente necesario cambiar. En este caso había que eliminar el tabique, era lo más importante para lograr un espacio mejor, pero no era necesario tocar el suelo ni tirar los azulejos de las paredes. Una buena planificación nos permite lograr el mejor resultado con una obra y un presupuesto razonables.

Más información | Catro Paredes En Decoesfera | Antes y después: reformando la cocina con un presupuesto muy ajustado

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios