Compartir
Publicidad

Bricolaje: equipo básico para comenzar a trabajar (III)

 Bricolaje: equipo básico para comenzar a trabajar (III)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Terminamos la lista de herramientas necesarias para el bricolaje con un cajón de sastre en el que encontraremos aquellos útiles que no responden a una clasificación general. Desde la ropa de trabajo, hasta una escalera para alcanzar los rincones más altos, sin olvidar un pequeño apartado dedicado a la tornillería.

Ropa de trabajo: Vamos a trabajar en nuestra casa y no es necesario que nos equipemos con un mono de trabajo, un tanto excesivo. Pero sería conveniente guardar vieja ropa cómoda que ya no utilicemos, camisetas de algodón que absorban el sudor y transpiren, pantalones elásticos tipo chandal y un calzado robusto.

Nunca trabajaremos descalzos, ya que si nos cae algo en los pies desnudos podemos sufrir lesiones. Unas viejas zapatillas de deporte pueden ser suficientes para el trabajar a gusto y con seguridad.

¿Que pasa cuando estamos en lo alto de una escalera y descubrimos que nos falta un tornillo o hemos olvidado el martillo en el suelo? Para evitar olvidos y tener todo a mano, los cinturones portaherramientas son de gran utilidad. Muchos bolsillos de distintos tamaños y orificios para colgar martillos y otros enseres, tendrán siempre a punto el material necesario, haciendo el trabajo más cómodo.

Y hablando de alturas, es imprescindible tener a mano una escalera. Siempre podemos subirnos a una silla, pero por experiencia os digo que no es lo más cómodo y práctico, donde estén unos peldaños que se quite lo demás...

Debe de ser estable y suficientemente alta para que alcancemos sin problemas el techo. Es conveniente que los peldaños cuenten con una superficie antideslizante para evitar resbalones. Si en lo alto tiene una base en la que poder depositar el material mientras trabajamos, no podremos pedirle más.

Banco trabajo

Superficie de apoyo: No es cuestión de arriesgar la mesa o la encimera de la cocina, pueden resultar seriamente dañadas si trabajamos sobre ellas, por ejemplo, con un taladro. Para algunas labores puede venir bien tener un banco de trabajo. No tiene por que ser demasiado sofisticado ni caro, hay modelos muy ligeros, plegables y económicos.

Es una estructura metálica que soporta dos tableros de madera que se pueden graduar de manera que sujeten entre sí los materiales u objetos con los que vamos a trabajar, para poder pintarlos, cortarlos y manipularlos con comodidad y precisión.

caja de ingletar

En la primera parte de esta serie hablamos de la sierra de costilla y ahora lo haremos sobre su media naranja: la caja de ingletar. Es una estructura de madera, plástico o metal con unas hendiduras en ángulos de 90º y 45º, que se usa para guiar la sierra en el corte. Imprescindible para cortar ángulos perfectos para la realización de marcos.

La plomada trazadora o bola sirve para marcar lineas en la paredes. Es un cordón retráctil que está alojado en una carcasa llena de polvo azul. Cuando el cordón está extendido en la linea a marcar, solo hay que pinzarlo y soltarlo para que quede marcada la linea de polvo añil. Esta modalidad de replanteo ya era utilizada en la antigüedad por los romanos.

Plomada trazadora

También nos serán útiles unos buenos marcadores. Un lápiz de carpintero o un lápiz común nos ayudarán a la hora de marcar en materiales porosos. Para los azulejos un rotulador será más apropiado.

Una grapadora resulta imprescindible para tareas de tapizado. Revestir un cabecero o renovar unas viejas sillas es una tarea que podemos llevar a cabo en casa. Y cómo no, un extractor de grapas nos ayudará a rectificar o extraer los viejos enganches.

Tornillería: Una pequeña provisión de tornillos será de gran ayuda, nunca sabemos cuando va a surgir una reparación, si tenemos bien surtida nuestra caja podremos elegir el adecuado sin salir de casa. Los más conocidos son estos:

  • Planos o Parker: De cabeza redonda con una ranura recta.
  • Estrella o Philips: En forma de cruz. Permite un atornillado más resistente que el de ranura.
  • Torx: Con cabeza de estrella de 6 puntas.
  • Allen: De cabeza redonda con una hendidura hexagonal.
  • Hexagonal: Utilizados para fijaciones de gran resistencia.
  • Avellanados: La parte inferior de la cabeza tiene una forma de embudo que le permite hundirse en la superficie quedando oculto en esta. Apropiado para trabajos en madera.
  • Semiesféricos: Con la parte inferior recta, sobresalen de la superficie y aseguran una buena fijación. Adecuados para combinar con arandelas.

Para colgar:

  • Alcayatas : Clavo en forma de codo con el extremo opuesto a la punta doblado en ángulo recto. Sirve para colgar cosas.
  • Hembrillas: Similar a la alcayata pero con el extremo curvo.

Tacos: Sirven para fijar los tornillos a la pared, proporcionan una alta sujeción:

  • De expansión: El más utilizado, de plástico duro o nylon, se ensancha al atornillar. Para hormigón y muros de ladrillo macizos.
  • Basculante o taco de paraguas: Tiene una pieza móvil de metal que una vez introducida en el agujero y atornillada forma una T. Para colgar lámparas en falsos techos.
  • De expansión: Para paredes huecas. El taco se arquea al introducir el del tornillo y forma un tope en el hueco.
  • Taco químico: Para fijaciones pesadas. El taco de introduce tras rellenar el agujero de mortero o resina, quedando este firmemente sujeto tras el fraguado.
  • De expansión de acero: Proporciona una sólida fijación. Indicado para hormigón.
  • De madera: También llamados espigas o tubillones, sirven para unir dos piezas de madera.

Herramientas eléctricas: Taladros, sierras, lijadoras... estos aparatos requieren una inversión que nos compensará con creces ya que simplifican el trabajo manual con resultados espectaculares.

  • Taladro: Realiza agujeros en madera, piedra, ladrillo, hormigón. Cada uno de estos materiales necesita una broca de diferentes características. Los modelos sin cable funcionan con una batería y están indicados para lugares difíciles o sin corriente eléctrica. Tiene función reversible para utilizarlos como atornillador. La potencia básica es de 500w, pudiendo llegar a 1000w para unas prestaciones más completas.
  • Sierra de calar o de vaivén: Corta distintos materiales como madera, metal o plásticos. Adecuada para cortes rectos, curvos y en bisel.
  • Sierra circular: Para cortes transversales, longitudinales y biselados.
  • Lijadoras: De banda, para el lijado de grandes áreas. Delta o mouse, diseñada para trabajar en lugares difíciles con facilidad y precisión. Orbital, para lijado de superficies planas como preparación para barnizar o pintar.
  • Amoladora: Para cortar tuberías metálicas,baldosas y ladrillos, eliminar óxido del metal y el exceso de cemento entre ladrillos.
  • Decapadores de aire: Emiten aire caliente. Indicados para la eliminación de pintura y barniz, también tienen otras aplicaciones como encender barbacoas, doblar y dar forma al metal, secar pintura o barniz y deshelar tuberías.
  • Grapadoras: Grapan sin esfuerzo.
  • Fresadoras: Para trabajos sofisticados en madera.

Imágenes vía | Bluebagages, Tpf, Bosch, Topalmacén, Comercial Pazos, Iesmarenostrum En Decoesfera | Bricolaje: Equipo básico para comenzar a trabajar I En Decoesfera | Bricolaje: Equipo básico para comenzar a trabajar II

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos