Publicidad

Antes y después: aprovechando un rincón del baño

Antes y después: aprovechando un rincón del baño
7 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

No sé si recordaréis que cuando os enseñé el baño del proyecto minue, mencioné que aún me quedaba un pequeño detalle por pulir, un hueco que había dejado para colocar una estantería a medida que al fin me he animado a hacer, y cuyo resultado podéis ver en este antes y después: aprovechando un rincón del baño.

La idea inicial al diseñar el baño era que en ese hueco fuera un armario de 30cm, de esos que altos y estrechos. Lo que pasa es que entre ladrillos, morteros y cerámica, la cosa se quedó en 25cm justos, y no encontraba ningún armario con esa medida. Tras mucho buscar, al final decidí colocar una estantería, a ser posible que hiciera juego con el resto de piezas del baño.

Armario baño - 2

Como los otros muebles los había hecho adaptando también piezas de la colección Molger de Ikea, era lógico que para la estantería usara una de esa serie. Lo malo era que medía 37 centímetros de ancho, por lo que tendría que cortarla para que cupiera y, de paso, quitarle las patas para ajustarla a mi idea de diseño.

Afortunadamente, los estantes de la serie Molger están hechos a partir de pequeñas lamas apoyadas sobre unos listones, que a su vez van atornillados a los bastidores verticales con un tirafondo. Gracias a este diseño, para ajustar el ancho solo tenía que cortar cada estante a la medida que me interesaba, hacerle un nuevo agujero para que entraran bien los tirafondos y luego montarla según las instrucciones.

Armario baño - 3

Para añadirle un poco más de emoción, le quité las patas, ya que quería colgarla un poco más alto y así poder aprovechar mejor la altura total del espacio. Al hacerlo me despisté ligeramente y cometí un pequeño fallo, cortando de más, de forma que tuve que cortar también el listón inferior para arreglarlo, pero como dicen los buenos chapuzas, solo se nota si te fijas.

Para colgarla en la pared, utilicé las piezas a tal efecto que Ikea proporciona para colgar otras estanterías como la Expedit, o para los armarios de cocina, y que sabiamente había guardado de otra ocasión, ya que con este sistema es mucho más fácil colgarla.

Armario baño - 4

Una vez colgada, solo era cuestión de colocar las toallas, el papel higiénico y los botes de productos cosméticos ordenadamente, y aún me quedaba sitio para guardar la estufa bajo la estantería y para poner una bonita planta sobre ella.

¿Qué os parece? ¿Os gusta cómo he aprovechado el rincón del baño?

En Decoesfera | Proyecto minue: la cocina

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios