Compartir
Publicidad

Una vivienda para cada tipo de persona (VI): los bajos

Una vivienda para cada tipo de persona (VI): los bajos
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En nuestro especial sobre tipos de viviendas ya hemos clasificado las viviendas en torno a su arquitectura y tamaño, como pisos, estudios, chalets o casas terreras, dúplex o lofts, pero hay muchas más clasificaciones que podemos utilizar.

Un ejemplo es la de la posción dentro del edificio, de esta manera tenemos los bajos (de los que vamos a hablar hoy), los áticos, y las buhardillas.

Los bajos

Hoy como os comento vamos a hablar de los bajos que son los pisos o apartamentos que se encuentran a pie de calle generalmente abiertos hacia ella o hacia el portal.

Si elegimos un piso, un dúplex o un estudio bajo tendremos todas las ventajas e inconvenientes de este tipo de viviendas, pero sumando además las características que le aporta el hecho de encontrarse situadas en esta planta.

Las ventajas dependen sobre todo del edificio, en muchos de ellos, si el bajo da a la calle cuenta con una especie de terraza o jardín adicional, algo que no es equivalente cuando dan al portal.

Por otro lado además de esta ventaja estructural, tienen la particularidad de que al estar a pie de calle evitamos las escaleras o el ascensor (en el mejor de los casos) que tendríamos que subir y bajar si habláramos de un segundo o un tercero.

A estas dos ventajas hay que añadirles muchos inconvenientes, en primer lugar que los bajos, al encontrarse a pie de calle tienen muchos más ruidos, los ruidos del portal, si dan a este y los de la calle si dan al exterior, por lo que en calles muy ruidosas, si no están insonorizados es mejor no planteárselo.

Una vivienda para cada tipo de persona: los bajos

Por otro lado también al estar tan cerca del tránsito y del portal son mucho más propensos a los robos, puesto que el acceso es mucho más fácil, y aunque podamos instalar rejas en nuestras ventanas estas también serán un inconveniente para nuestras vistas y nuestra decoración, amén de un gasto adicional.

Por último los bajos suelen tener otro inconveniente, al menos cuando la comunidad no está bien organizada y es que es el propietario el que se suele tener que hacer cargo de la limpieza del portal con el conveniente abuso de todos los vecinos.

Por todo esto estas viviendas son especialmente aconsejables para aquellos que necesiten vivir a pie de calle, a no ser claro que el bajo en el edificio del que hablemos tenga alguna ventaja adicional o carezca de ascensor, lo que lo haga aventajarse sobre el resto de los pisos del edificio.

En Decoesfera | Tipos de viviendas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos