Compartir
Publicidad
Los mejores trucos de Marie Kondo (para los que saben que no pueden llevar a cabo todo el método)
Cajón Decoesfera

Los mejores trucos de Marie Kondo (para los que saben que no pueden llevar a cabo todo el método)

Publicidad
Publicidad

Marie Kondo ha sido gracias ha Netflix una de las grandes revoluciones de este invierno. Pero antes de Netflix con su libro best seller "La Magia del Orden" ya consiguió revolucionar, de alguna manera, a todos a quienes lo leímos. El libro, si consigues superar una primera parte en la Marie Kondo te habla de su infancia (-y, en la que ya confirmas que muy normal, no era-), acaba por repetir muchas veces, un poco al estilo de Allen Kar y su libro para dejar de fumar, la clave de su método:

Ordenar después de tirar lo que no te hace feliz o ya no usas.

Como digo, es difícil leer su libro y que te deje indiferente. A mi me creó la necesidad de revisar lo que tenía, de tirar muchas cosas y de reorganizar lo que tenía, (que no es poco).

En el caso de la serie, el poder de la pequeña Marie Kondo traspasa la pantalla. Compruebas el profundo impacto que causan sus palabras en sus clientes, consiguiendo que en poco tiempo estos cambien sus (malos) hábitos y su forma de vida.

En cualquier caso, para los que no estén dispuestos a transformar su vida por Marie Kondo, hay maneras de aplicar lo mejor de su método a nuestra vida pero sin volvernos locos y a nuestra manera. Que nadie nos tiene que decir cuántos libros debemos tener en casa.

Claves para aplicar el método Marie Kondo de una manera más sencilla

  • Ordena por días las estancias completas, pero poco a poco.

No nos gusta mucho esto de poner tooodo el contenido de tus armarios sobre una cama. Recuerda, tu no tienes a una Marie Kondo que te obliga a revisarlo. Ahí serías tú luchando contra la montaña y te aseguró que no sabrás si enfrentarte a ello o salir corriendo, directamente.

En su lugar mejor pon un día para ordenar estancias (un día el dormitorio, otros el baño, otro la cocina a fondo) y vacía el contenido de los cajones y armarios poco a poco. Te será más fácil enfrentarte a cada montón, y ahora sí, revisa lo que es para tirar o reciclar y ordenar la que sea útil.

  • Dobla la ropa en función de la capacidad de tus armarios y cajones.

No nos parece muy útil el método de super doblado de Marie Kondo. Quizá sea válido si apenas tienes sitio para guardar o para casa de medidas japonesas.

Por mucho que nos cuenten sus bondades, si doblas una camiseta tantas veces se arruga más.

En su lugar hazte con un medidor de camisetas y jerseyes para doblar tu ropa en las estanterías de las que dispones de manera ordenada (con la misma medida).

F3d1b7e0 38cb 450d Acd6 A3c7a104896d Cr0 0 300 300 Pt0 Sx300

  • Decimos sí a usar las mismas perchas.

Este gesto tan sencillo que es otra de la máximas del método KondoMarie proporciona mucho orden visual y a la vez, aprovecha al máximo el espacio en el armario. Así que gracias Marie Kondo por iluminarnos en este punto.

  • Incorporar el hábito de ordenar como parte de nuestro día a día.

Una de las cosas que Marie Kondo enseña en cada capítulo es que limpiar ordenar y recoger debe ser una actividad diaria que no debemos sentir como una obligación, sino como un hábito o una necesidad. Algo tan necesario como comer o vestirte.

En el primer capítulo de la serie, una joven pareja hablaba de las tareas de la casa como hacer la colada, recoger la cocina o doblar la ropa como una carga y era entre ellos un motivo de conflicto.

Marie Kondo simplemente les proporcionó otro punto de vista. El de hacer estas cosas en común como parte del día y día, lo que además te da un espacio para hablar de cómo te ha ido el día.

Y es cierto que después de un día agotador lo que más te apetece es no hacer nada y tirarte en el sofá, pero esto no debe ser tu rutina. La casa se merece un mínimo de atención diaria y habría que hacerlo de manera natural como parte de un hábito interiorizado. LLegar a casa ordenar y descansar, y que todos (niños incluidos), participen de estas rutinas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio