Compartir
Publicidad

Antes y después: un salón que abraza al blanco

Antes y después: un salón que abraza al blanco
15 Comentarios
Publicidad

A veces, cambiar un espacio no es cuestión de mucho dinero ni engorrosas obras. Puede bastar con cambiar alguna pieza del mobiliario y, sobre todo, los colores. Eso es algo que se ve muy bien en el antes y el después de este salón que abraza el blanco.

Se trata del salón comedor de nuestra lectora Pilar Blasco, que se había cansado del tono azul que dominaba la estancia y quería darle un aspecto más luminoso. Así, aprovechando que tenía que sustituir el sofá, hizo algunos cambios más.

salón después
Lo primero que hice fue pintar la pared de un blanco roto. Además del sofá, cambié los sillones que tenía en la zona de comedor por unas réplicas de la silla Eames blanca (DSW), coloqué una alfombra nueva de yute y unas cortinas de esas que ya vienen listas para colocar. Y por último, la mesa de centro que era de color azul, la desmonté y la pinté de blanco

Como veis, no ha sido mucho trabajo, pero el cambio que ha pegado el salón es considerable. Ha pasado de ser un espacio oscuro con un diseño totalmente pasado de moda a otro mucho más alegre, moderno y luminoso. Incluso el mueble parece otro y eso que se ha dejado tal cual.

Me gusta especialmente la transformación de la mesita de centro. Con solo pintarla de blanco ha conseguido cambiar su aspecto completamente. También me gusta mucho la nueva alfombra y las cortinas. Una buena decisión sin duda la de optar por el blanco en este salón.

Recuerda que si quieres enviarnos fotos de tu casa o de alguna habitación que hayas arreglado para que la enseñemos en el blog, puedes enviárnosla a contacto@decoesfera.com

En Decoesfera | Antes y después: cambiando un pasillo con un poco de pintura En Decoesfera | Enséñanos tu casa: la casa de Martha

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio