Publicidad

Puertas abiertas: una original casa rústica en Nueva York

Puertas abiertas: una original casa rústica en Nueva York
2 comentarios

Me he quedado enamorada de esta casa en Nueva York que, por cierto, está en venta. Esta casa ha sido diseñada por sus anteriores dueños, los decoradores Steven Gambrel y Chris Connor. En esta casa, situada en Nueva York, se nota un sabor rústico bastante peculiar.

Empezamos el recorrido por el salón, en el que el color azul cobra todo el protagonismo. Este tono está presente en las paredes y en los textiles, mientras que en el suelo forma parte de la greca de los azulejos. Observad cómo se han combinado dos estilos distintos, en primer lugar del sofá grande tipo Chester con los sillones pequeños geométricos.

El resto de elementos del salón utilizan el blanco, el marrón y el negro para construir un ambiente muy acogedor pero un tanto frío. Me gusta el detalle de los dos espejos antiguos y la distribución de las distintas lámparas, que hacen de la estancia un ambiente cálido de noche que estoy segura que será disfrutado por sus habitantes.

Cocina del apartamento de Nueva York.

En esta imagen, tenéis la cocina que es el lugar donde, en mi opinión, se ve más la inspiración rústica. El suelo de terracota nos habla de otros tiempos y las paredes de ladrillo visto pero pintadas de color crema son uno de esos detalles urbanos pero con aroma al campo. Observad la gran mesa de madera sin labrar y sobre todo los morteros que hay al pie de la chimenea, que a mí me recuerdan a los de mi abuela aunque en un tamaño mucho mayor.

Uno de los detalles más originales de este ambiente es el mueble de la cocina y sobre todo los grifos, de inspiración vintage. En esta ocasión se ha aprovechado un espacio de almacenamiento extra encima del fregadero con una gran repisa donde colocar los platos. Como he dicho en otros posts, yo no estoy muy a favor de esta manera de guardar cosas en la cocina, ya que de esta forma lo más normal es que los platos acaben llenos de la grasa de cocinar y tengan que ser lavados en su totalidad al menos una vez al mes, aunque el efecto a la vista no me desagrada.

Baño del apartamento de Nueva York.

Aquí tenéis el cuarto de baño, recubierto de mármol. En esta estancia también se ha optado por conservar el sabor retro, como se puede ver en la ducha y en la cesta para guardar el gel y el champú. En el suelo también hay mármol, por lo que imagino que debe de haber un sumidero para que no se encharque todo. El mueble del lavabo me parece todo un acierto minimalista y me he enamorado por completo de esa bandeja oscura donde poner todas las cosas de uso más común para mantenerlas ordenadas.

Dormitorio del apartamento de Nueva York.

Sobre estas líneas tenéis la habitación que menos me gusta de la casa, uno de los dormitorios. Aquí han elegido llenarla de color desde el papel de las paredes y me temo que se han equivocado. En primer lugar porque el espacio es demasiado pequeño y el rojo con el azul y con el amarillo nos llenan los ojos y parece que es más pequeño si cabe.

En segundo lugar, al meter dos camas también han quitado mucho espacio físico del cuarto. La opción más segura aquí habría sido poner una cama nido, ya que si cabe una cama en escuadra, probablemente cabe también una cama nido aunque hubiera que haber desplazado el mueble que tenéis a la izquierda.

En conclusión, a mí esta casa me gusta su idea general pero yo habría apostado por un estilo menos rígido, con más detalles modernos para los distintos ambientes y por supuesto con otra decoración para el dormitorio. ¿Estáis conmigo?

Imágenes vía | Apartment Therapy En Decoesfera | Puertas abiertas: un apartamento de 17 metros cuadrados muy escandinavo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios