¿Tus plantas han sufrido durante las vacaciones? Estos consejos te ayudarán a recuperarlas
Plantas

¿Tus plantas han sufrido durante las vacaciones? Estos consejos te ayudarán a recuperarlas

HOY SE HABLA DE

Tenemos la casa llena de flores y plantas. Las cuidamos y mimamos durante todo el año. Cuando nos marchamos de vacaciones, las dejamos preparadas para que puedan subsistir sin nosotros.  Y cuando abrimos la puerta al volver a casa, se nos pone un nudo en el estómago ante la duda de si estarán vivas.

Puede que muchas estén resecas, alicaídas... y seguramente, lo primero que se te pasa por la cabeza es tirarlas. Pero espera... porque hemos hablado con Ester Casanovas, experta en jardinería de ManoMano para que nos dé unos cuantos consejos para recuperar esas plantas que tanto han sufrido tu ausencia durante las vacaciones.

Corta las horas y flores secas

Consejos para recuperar las plantas tras las vacaciones

De entrada, debes saber que lo que se ha secado, está muerto y es imposible hacer nada. Así que lo primero que debes hacer es podar las hojas y las flores que están secas. Es una acción que la planta agradecerá, ya que durante el proceso de hidratación, la planta no tendrá que enviar nutrientes a esas partes secas e insalvables.

Para realizar esta tarea, deberás utilizar tijeras de poda bien afiladas (11,78 euros), limpiándolas con alcohol entre planta y planta para evitar que si una planta está enferma, puedas contagiar al resto.

Tijera de poda

Tijera de poda

Segundo paso: revisa si hay plagas

Cuando una planta está débil, es el momento más adecuado para que sea víctima de cualquier plaga. Para comprobar que tu planta está sana, deberás revisar el haz y el envés de las hojas, los tallos... y utilizar el insecticida más adecuado para cada problema.

Puedes aplicar un antiplagas para proteger a los geranios (10,65 euros), o un acaricida para luchar contra la araña roja (13,75 euros). Y siempre que sea posible, es importante eliminar la capa superficial del sustrato y tirarla para evitar que los huevos de algunos insectos eclosionen. Retirando la tierra de la parte superior también ayudarás a la hidratación posterior.

Antiplagas geranios

Antiplagas geranios

Insecticida acaricida

Insecticida acaricida

El siguiente paso: regar las plantas

Una planta deshidratada requiere un riego muy cuidadoso, y a menudo cometemos el error de meterla en un balde durante horas hasta encharcarla. Es cierto, un balde nos ayudará, pero también algo de paciencia y el saber que no por tenerla mucho rato sumergida, se recuperará antes.

Para regar las plantas, deberás utilizar agua templada, ya que la mayoría de sustratos (8,50 euros) la absorben mejor que la fría. Y así. además de la planta, también se rehidratará la tierra seca, recuperando su permeabilidad.

Si la planta se encuentra en una maceta, intenta extraerla junto con el cepellón, sumérgelo en un cubo o en un balde, y espera hasta que dejen de aparecer burbujas de aire en la superficie.

Sustrato para plantas

Sustrato para plantas

Pulveriza las hojas

Pulverizador de plantas económico

Una vez que has hidratado la planta, aprovecha para rociar las hojas con un pulverizador (2,75 euros), y de paso, límpialas si tenían polvo en sus hojas pulverizando por segunda vez. Si la planta es grande, también puedes meterlas en la ducha o en la bañera, y rociarlas generosamente (pero cuidado con no aplicarles demasiada presión).

Obsérvala durante unos días

En los días siguientes deberás mantener la tierra húmeda, y observar atentamente pequeños cambios. Si las hojas lacias vuelven a erguirse, y los tallos se mantienen firmes, seguramente el proceso de recuperación ha tenido éxito.

Quizás un cambio de ubicación pueda ayudarle en el proceso de recuperación. Sobre todo,  si se trata de una planta de exterior que estaba a pleno sol: le será mucho más fácil recuperarse si se encuentra a la sombra o en semisombra durante unos días.

Cuidado: las hojas de las plantas pueden secarse tanto por exceso como por falta de riego

Cómo cuidar las plantas tras el verano

Normalmente, la gente piensa que las hojas se secan por falta de agua. Y en muchas ocasiones, así es. Pero también hay ocasiones en las que el exceso de riego puede provocar síntomas similares a los de su ausencia, volviéndose lacias y amarilleando, llevando así a la confusión de sus propietarios.

En este caso, es importante comprobar la humedad de la tierra y proceder del mismo modo, aunque suspendiendo cualquier tipo de riego. Extrae la planta de la maceta o de la tierra con el máximo posible de tierra en el cepellón. Y utiliza papel de cocina para absorber toda la humedad posible y déjala secar al aire durante un día entero. Vuelve a colocar la planta en su lugar y espera a que el sustrato se seque antes de volver a regar.

Más información | Manomano

En Decoesfera | Las 7 plantas más pet-friendly para que tu mascota esté segura en casa

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.
Temas
Inicio