Compartir
Publicidad
Publicidad

Oro parece...pero no lo es

Oro parece...pero no lo es
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En épocas de crisis, para levantar el ánimo y que parezca que "aquí no pasa nada", se vuelve a retomar el amor por los dorados y los brillos. Si no observad cuando se empezaron a poner de moda los espejos dorados y los apliques de finales de los cincuenta principios de los sesenta, esos en forma de sol que hace diez años no hubierais puesto en casa ni locos y ahora andamos por las tiendas de viejo y los anticuarios buscando como si fueran oro en paño.

Pero claro que tampoco hace falta decorar la casa como si fuera una obra de Jeff Koons en honor de las minas de oro. Un toque dorado da cierto aire decadente da elegancia y personalidad, aunque nos hemos fijado en que no todos los interioristas son de la misma opinión que nosotros.

apliques-años50-rue-vintage74

Esta tendencia llega hasta límites insospechados, palaciegos candelabros tamaño XXL, bañeras brillantes, sólo basta con echar un vistazo a lo que fue la vigésima edición de Casa Decor Madrid, los dorados abundaban en paredes, suelos, con mayor o menor acierto. Uno de nuestros favoritos, el maravilloso cuarto de baño que el decorador Luis Puerta realizó este año.

Porcelanosa_CasaDecor_LuisPuerta

Un espectacular cuarto de baño con los interiores de los lavabos en dorado, por supuesto las griferías... un espacio totalmente blanco donde el toque de elegancia y exclusividad lo daban los dorados. Los diferentes elementos se diseñaron como piezas exentas que exhiben sus materiales y dialogan con la sencillez de los materiales.

Porcelanosa_CasaDecor_LuisPuerta_

Entre los materiales empleados, para la creación de este espacio, destacan el mármol Blanco Athenas y el mosaico Arabia Gold, ambos de L’Antic Colonial, y diferentes complementos de Noken, como el inodoro Neox y la grifería Century oro para lavabo, bañera y ducha, todos de la prestigiosa firma Porcelanosa.

carro dorado

Otros decoradores insisten en una fusión, mezclando blancos puros o por el contrario grandes obras de arte contemporáneas con pequeñisimos complementos dorados, o aprovechan impresionantes arañas cuajadas de cristales para que el metal dorado se difumine un poco. El caso es dar sensación de poderío.

Pero no todo el mundo es tan sofisticado, últimamente estamos viendo que los dorados se nos van de las manos y si, me refiero a poner unos gatos chinos encima de la tv (un toque kitsch que ya he visto en espacios de decorador)

gatos-chinos.jpg

¿Os apuntáis de poner un toque dorado en casa?

Más información | Rue Vintage 74, SF Girl by Bay, Luis Puerta, Casa Decor 2012, Porcelanosa En Decoesfera | Tocado por Midas, un salón dorado de piel de cocodrilo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos