Compartir
Publicidad

Viviendo en un garaje ¡Pero qué garaje!

Viviendo en un garaje ¡Pero qué garaje!
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La idea de vivir en un garaje no es nada seductora, son lugares sucios, pequeños y oscuros. Pero seguro que todos estaríais interesados si se tratara de un garaje como este, de más de 120 metros cuadrados con mucha luz, cochazo y jardín incluidos.

Se trata de un increíble diseño del arquitecto brasileño Brunete Fraccaroli para la 15º Edición de la Casa Cor Show, cuya propuesta es la de cambiar radicalmente el centro neurálgico del hogar, siendo en este caso nuestro coche el mayor protagonista.

vivir en un garaje 2

No es la primera vez que vemos un coche metido en el salón de casa, hace tiempo conocimos el magnífico garaje de Holger Schubert que compaginaba ambas funciones, pero nunca me había encontrado con una casa entera que, en realidad, no es más que un gran garaje.

Lo que pasa es que no es un garaje cualquiera, sino uno espectacular, con grandes cristaleras que dejan pasar la luz, un espacio amplio y diáfano con una decoración moderna y un Maserati plateado como leif motiv.

vivir en un garaje 3

Además de la zona de garaje, con armario de herramientas y todo, hay un gran salón con vistas al jardín, una cocina completa con comedor, y hasta un despacho, aunque no atisbo a encontrar el dormitorio ni el baño, imagino que se encuentran hacia el fondo.

Me gusta especialmente como fluye el espacio del interior al exterior, potenciado no solo por la transparencia de la fachada, sino también por la continuidad del suelo, un gran plano blanco que nos lleva de dentro a fuera y de fuera a dentro.

La combinación de colores, principalmente negro y blanco, con predilección por el acero, el vidrio y los acabados brillantes, es un poco excesivamente seria para mi gusto, aunque hay algún detalle interesante, como un cuadro psicodélico —en blanco y negro, como no— y alguna nota de color, como la caja de herramientas roja.

vivir en un garaje 4

Tampoco me entusiasma la escasa separación entre las diferentes zonas. Cuando se trata de distribuir un una vivienda diáfano, es importante que cada zona de uso defina su propio propio espacio, ya sea a través del pavimento, la iluminación o el mobiliario, algo que no se aprecia demasiado bien en esta vivienda garaje.

En cualquier caso, no deja de ser un garaje, en el que a muchos nos encantaría pasar el resto de nuestros días, y si viene con el Maserati incluído, pues miel sobre hojuelas. Eso sí, recordad apagar el motor antes de entrar y no lo encendáis antes de salir, que el monóxido de carbono no es muy bueno para la salud, y tampoco querremos llenar de humo una casa tan bonita.

Vía | Fubiz
Más información | Brunete Fraccaroli
En Decoesfera | AutoSpace, el garaje expositor para lucir tus bellezas automovilísticas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos