Publicidad

Trucos y consejos para decorar la entrada o el hall, sea cual sea su tamaño
Otros espacios

Trucos y consejos para decorar la entrada o el hall, sea cual sea su tamaño

Publicidad

Publicidad

Parece siempre muy importante entrar con buen pie en el Año Nuevo, como si fuera la antesala o nos diese cierta garantía de éxito para el resto del año. Por la misma razón, la entrada o el recibidor de las casas son la carta de presentación de una vivienda, y se convierten en una promesa de lo que vendrá, por lo que hay que prestar atención a su diseño.

La entrada de un hogar debe cumplir dos objetivos, por un lado un diseño cuidado que represente al resto de la casa y por otro, que sea lo más práctica posible.

Su tamaño y el del resto de la casa nos condicionaran este diseño, de forma que en ocasiones, nos veremos obligados a sacar todo el rendimiento posible a sus escasos metros (como en la imagen de portada).

La entrada ideal tendría: un gabanero o armario para guardar los abrigos al entrar o salir de la casa, un zapatero, un espejo para poder revisar tu estado antes de salir, una consola para poder vaciar los bolsillos e incluso, un pequeño banco que sirviese de descalzador.

Pero cumplir todos estos requisitos puede ser un reto. Sobre todo, cuando la entrada es poco más que parte del pasillo que distribuye la casa o apenas cuenta con una pared por lo que cumplir todos los requisitos se convierte en misión (casi) imposible.

ENTRADAS PEQUEÑAS Y PRACTICAS

Para decorar y amueblar este espacios estas ideas te pueden servir de ayuda:

  • Usa muebles de doble uso como un banco zapatero, en el que descalzarte a la vez que poder dejar en su interior los zapatos y zapatillas.

  • También el zapatero aparador. Los muebles zapateros con poco fondo se convierten también en la repisa para vaciar los bolsillos. Lo mejor es colocar una repisa de otro material como la piedra, cemento o madera sobre el zapatero.

  • Los colgadores o percheros sustituirán los armarios.
  • Los percheros también se colocaran a baja altura, y a la medidas ideal para dejar bolsos, las mochilas o las chaquetas de los más pequeños.

  • Baldas o repisas serán tus aliados.

  • Para no renunciar del todo a la estética intenta colocar un cuadro o un espejo grande (lo más grande que se puede teniendo en cuenta el espacio disponible). Dará personalidad a la entrada y se convertirá en un punto focal que desviará la atención de los percheros o la ropa colgada.

ENTRADAS DE MAYOR TAMAÑO

En estos casos se puede priorizar un poco más el diseño.

  • Podrás lucir un aparador bonito sobre el que colocar una bonita lámpara de mesa, un jarrón lleno de flores o alguna planta.

Si tienes dudas a acerca de cómo decorar el aparador apuesta por la simetría.

  • Un banco largo en lugar del aparador y un gran espejo o una obra de gran formato dará importancia al espacio.
  • Si la entrada es cuadrada, puedes optar por una mesa redonda que distribuye bien el espacio y decorarla como una bonita planta. Esta es una distribución clásica que siempre funciona.
The Design Filles Imagen vía Design Filles
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir