Compartir
Publicidad
Publicidad

Hotel St. Pancras Renaissance, cinco estrellas con historia en Londres (II)

Hotel St. Pancras Renaissance, cinco estrellas con historia en Londres (II)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el primer post sobre el Hotel St. Pancras Renaissance, os mostramos la parte pública más espectacular, sus largos pasillos decorados con pinturas en los techos y la gran escalera, toda una obra de arte, con una impresionante cúpula y una bajada digna de mención. También pudimos pasar un momento en Booking Office, la cafetería restaurante enclavada en la antigua sala de paso de la estación. Hoy volvemos a pisar este hotel único para conocer Barlow House, el ala ejecutiva, y la Suite Royal, destinada, como nos contaron en la visita, a embajadores y personalidades.

Barlow House

Barlow House ocupa un ala del edificio, siendo la parte que ha tenido una mayor transformación, pues se ha querido dar un aire moderno en el que la arquitectura peculiar del edificio no tiene influencia ninguna. Es la zona de habitaciones digamos normales, aquellas que se asemejan unas a otras y que muestran un carácter más funcional.

Distribuidor
Escritorio

Los pasillos que llevan a ellas están decorados con sencillez y calidez a partes iguales, precedidos por un corredor azul en la planta baja en el que predomina la luz que llega por las ventanas que dan a la estación de St. Pancras, y decorado con grandes fotografías impresas sobre soporte de lienzo.

Los pasillos hacen cómodo el paso con una moqueta estampada que amortigua las pisadas, valiéndose de luces puntuales para dar un ambiente sereno. Así, cada pocas puertas, una consola y un cuadro o espejo, junto con una lámpara, jalonan las distancias del largo pasillo.

habitación
Habitación en Barlow House

Las habitaciones son confortables y funcionales, con suelo de moqueta y predominio de madera en el mobiliario, integrado a medida en la pared de servicio, en la que tras un amplio armario, se alinea un escritorio que esconde el minibar, y una oportuna trampilla en la que encontramos distintos enchufes, uno apto para el modelo español, todo un detalle.

Las camas son muy cómodas y es el único elemento que destaca en la habitación, que parece consagrada al descanso. Altas y anchas, tienen un colchoncillo extra que las hace mullidas, y la ropa de cama de hilo, se conjuga con el edredón nórdico y las almohadas, para procurar un descanso reparador. Los cabeceros están pegados a la pared, madera y cuero para dar distinción a las camas.

Baño
Baño

El baño tiene el tamaño justo para albergar una bañera, inodoro y lavabo, decorado en tonos claros con elementos de mármol. La iluminación cobra importancia en detalles como una luz de asistencia que se activa desde la mesilla e ilumina de manera suave la parte inferior del lavabo. Quizá el único elemento que merece un pero es la bañera, con un murete excesivamente alto que puede dar problemas a personas mayores o con ciertas limitaciones en cuanto a movilidad.

Suite Royal

Suite Royal

A la Suite Royal se accede por St Pancras Chambers, a través de un pasillo privado en el que se ordenan armarios y habitaciones. La zona que visitamos estaba presidida por un gran salón con una enorme zona de reunión, con sofás tapizados en chenillas y mesas bajas, y una larga mesa preparada para importantes cumbres. En la línea que se sigue en el hotel, la decoración contrasta con el espacio, muros antiguos con historia que acogen un mobiliario contemporáneo de lineas puras mezcladas con piezas clásicas.

El resultado es favorable, resultando acogedor y confortable, con tonos cálidos marrones y púrpuras, y una iluminación que le va a la zaga. Las paredes están teñidas de un tono púrpura oscuro que contrasta con el zócalo de madera en tono crudo. Las ventanas se visten de cortinones en beige, color que encuentra continuidad en la alfombra que acoge este ambiente.

Sobre la mesa, se erige una solemne lámpara realizada con piezas colgantes, y a su alrededor, un ejército de sillas de respaldo alto y tapizadas en tonos crudos dispone una cómoda reunión. Las paredes se visten con enormes estanterías de paños amplios, apenas vacías, en las que tan solo se exponen unos pocos detalles

Dormitorio Royal
Baño Royal

Una zona de despacho da acceso al dormitorio, recoleto en comparación con el gran salón, un espacio íntimo concebido para el descanso, con una cama doble con dosel de madera, alta y vestida con edredones mullidos y detalles en color verde, que descansa frente a la chimenea.

Del dormitorio pasamos a un vestidor sobrio en madera oscura, para terminar el recorrido en el suntuoso baño de suelos y encimeras de mármol blanco que parece adorar a la bañera clásica que vive en su centro. Las paredes, pintadas en verde manzana, acogen los servicios, una ducha y un lavabo doble, además de contar con un diván tapizado en terciopelo violeta.

Más información | St. Pancras Renaissence Hotel En Decoesfera | Hotel St. Pancras Renaissance, cinco estrellas con historia en Londres (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos