Compartir
Publicidad
Publicidad

Chinoiseries, pon un toque asiático en tu decoración

Chinoiseries, pon un toque asiático en tu decoración
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si el otro día hablaba de las maravillosas decoraciones de los riad marroquíes, hoy me he levantado con un punto de chinoiseries. Me refiero a un estilo artístico que ha arrasado en Europa en diferentes momentos y recoge la influencia de China y se caracteriza por el uso de diseños propios de China, la asimetría, caprichosos cambios de tamaño, el uso de materiales lacados y abundante decoración.

La chinoiserie entró en Europa aproximadamente en el último cuarto del siglo XVII y su auge se produjo a mediados del siglo XVIII, cuando se fue asimilado por el rococó. Posteriormente cayó en desuso, siendo recuperado en los años 20 del pasado siglo. Pues personalmente esta fusión vintage y chinoiserie, me encanta.

chinoiseries-cabinet-rojo

Las colonias en la India y China de las grandes potencias como Holanda e Inglaterra traen a Europa exóticos objetos, que fueron inmediatamente copiados por los artesanos de la época. La cerámica realizada en Delft y Meissen adoptan la decoración blanca y azul del arte de la Dinastía Ming de principios de siglo, imitaron también las formas chinas de los platos, vasos y conjuntos de té.

Pero en la China imaginada por los artesanos, los mandarines vivían en preciosos paisajes montañosos con puentes de telaraña, llevaban parasoles floreados y vivían en sutiles construcciones de bambú acechadas por dragones y fénix mientras en los alrededores los monos se balanceaban en sus árboles, lo que viene siendo un "cuento chino".

chinoseries-comedor-moderno-sillas-chinas

El tang (época del mayor esplendor de la civilización china) evolucionó en una mesa georgiana y sillas de brazos de respaldos cuadrados tan apreciadas por los caballeros ingleses y todas las grandes mansiones cuentan con su habitación de invitados o saloncito chinoiserie, con una cama de estilo chino, las paredes empapeladas con temas de fénix y dragones y porcelana china.

chinoiserie-cabinet-esquinera

Bueno, pues un salón entero no decoraría estilo chinoiserie, pero pequeños detalles si. Por ejemplo, un bonito armario lacado en negro, un secretair con escena sencilla, un pequeño cabinet para guardar papeles o incluso unas sillas de comedor lacadas, con sus respaldos de bambú cruzados. Los famosos jugueteros, llenos de diminutos puentes labrados, puertecitas correderas y "secretos" para guardar joyas fabulosas, son más difíciles de poner, aunque en una pared totalmente desnuda podría ser una opción.

chinoiseries-juguetero-lacado

Y si hablábamos de separar ambientes con puertas de forja, las bonitas celosías con motivos geométricos o biombos de bambú taambién son una solución para dar un toque chino a tu casa. Los otros biombos, más recargados de laca con flores pintadas o incluso marfil incrustado con escenas exóticas chinas, ya son más complicados de combinar con los muebles modernos, aunque todo está en probar y arriesgarse.

chinoiseries-biombo

¿Os gusta la idea de poner una nota chinoiserie en vuestra decoración?

Imágenes | The Gables Antiques, Posh Interior En Decoesfera | Crea un dormitorio con aires orientales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos