Publicidad

Zonas de trabajo (III): cara a la pared

Zonas de trabajo (III): cara a la pared
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Seguimos con las zonas de trabajo, en este caso con la tercera opción que tenemos para colocar nuestra mesa de trabajo dentro de una habitación y la más habitual, hacerlo cara a la pared. Diréis, que la primera de las distribuciones, en en esquina, también se encontraba cara a la pared, pero por estar en una esquina tenía particularidades, por eso decidí ponerlas por separado.

Empecemos con las zonas de trabajo cara a la pared. Al igual que las otras distribuciones tiene ventajas e inconvenientes, tanto en cuanto al trabajo que realizamos en ellas como en cuanto a la distribución de la habitación.

En cuanto a la distribución dentro de la habitación

En este sentido esta distribución tiene tanto ventajas como inconvenientes:

  • en primer lugar no ocupa un exceso de espacio puesto que está en una zona delimitada de la habitación, al contrario que como pasaba en las que estaban en la parte central, sin embargo este espacio podría ser utilizado para otras labores, por lo que no es como en el caso de la distribución en esquina, que aprovechábamos un espacio para el que teníamos pocas soluciones
  • en segundo lugar la iluminación a no ser que coloquemos la zona en una parte de la habitación cercana a una fuente de luz es pobre. Sobre todo si la habitación es interior y sólo contamos con la luz de techo, ya que nosotros mismos taparemos la luz que debiera llegar a la mesa
  • en tercer lugar tiene la ventaja de que al estar cara a la pared, por mucho que por detrás haya o no un pasillo, lo que pase en ese área no non “importará” o molestará tanto como si estuviese de frente, es decir las distracciones son menores.

Zona de trabajo: cara a la pared

En cuanto al trabajo que realizamos en ella

En este sentido lo que antes han sido ventajas pueden pasar a ser inconvenientes:

  • el tercer punto es un ejemplo claro y es que, a pesar de tener menos distracciones, trabajar cara a la pared, sobre todo cuando se pasan muchas horas en la zona de trabajo puede resultar agobiante y estresante, sobre todo si no tenemos ningún lugar cerca por donde mirar como una ventana
  • además para cualquier cosa deberemos forzar la postura, mirando a uno u otro lado. Por lo que se vuelve necesario una silla móvil y evitar movimientos bruscos
  • lo bueno es que todo está cercano al estar distribuido en una misma línea y cercano a una pared sobre la que poder colocar las repisas, de manera que poco nos tendremos que levantar de la silla si tenemos una mesa estrecha, pues lo tendremos todo a mano

Este tipo de distribución es el elegido en la mayoría de las habitaciones que comparten espacio con la zona de trabajo, ya que resulta muy fácil separar ambientes al distribuirse de forma enfrentada, sin embargo no es la que tiene mejor efecto sobre nuestro trabajo, pero en fin, no se puede tener todo.

Imágenes | espaciohogar
En Decoesfera | Zonas de trabajo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios