Compartir
Publicidad

Casas que inspiran: un viejo almacén victoriano convertido en un adorable hogar en Londres

Casas que inspiran: un viejo almacén victoriano convertido en un adorable hogar en Londres
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el paso del tiempo, las circunstancias de nuestra vida van cambiando y para adaptarse a ellas nuestra casa también tiene que cambiar. No hablo de una mudanza sino de hacer las obras o las reformas correspondientes para que nuestra vivienda cumpla con todos los requisitos que necesitamos para nuestro día a día.

Por ejemplo durante algún tiempo, el antiguo almacén victoriano que vemos en las fotos de este artículo y que está situado en el sur de Londres, había sido el hogar de un artista y su esposa, pero cuando su primer hijo llegó la pareja tuvo que convertirlo en un espacio de vida adecuado. Dingle Price fue el estudio de arquitectura encargado de conseguir el equilibrio entre el confort de vida y el espacio para el trabajo.

londres 2

Aunque nunca es sencillo pasar de un lugar de trabajo a la unión de una vivienda con un estudio, en este caso la gran altura del viejo almacén ayudó mucho en la tarea. La solución implicó el uso del altillo existente para dividir la casa por la mitad. Así ahora por un lado hay una casa de dos pisos y por otro un estudio de doble altura abierto y luminoso.

Así la inserción del hogar en el edificio ya existente se realizó de un modo bastante natural realizando una división del espacio más que lógica. El almacén disponía de espacio suficiente para albergar en él una vivienda completa con toda la privacidad que necesitan algunas de sus estancias y para mantener aún así una zona de trabajo suficientemente amplia.

londres 4

El interior del edificio ofrece una oportunidad única de combinar con equilibrio los espacios personales de la familia y las zonas de trabajo. Si se quiere todos los espacios pueden estar comunicados pero si se prefiere, se pueden cerrar por completo de las puertas y ventanas de conexión y se puede aislar la vivienda de la zona de trabajo totalmente.

La cuestión es que las dos mitades en las que se ha dividido el almacén en principio no están completamente separadas, pero las pequeñas ventanas de las dos habitaciones de arriba y las dos puertas grandes de la planta baja se pueden cerrar para aislar o abrir para facilitar la comunicación dependiendo de los intereses de cada momento.

londres 6

En el interior de la zona de vivienda destacan los suelos de madera de pino, algunos pintados y otros al natural, que contrastan con las brillantes paredes blancas y los techos. Los tragaluces permiten un flujo abundante de luz natural que fluye tanto al interior de la casa como al estudio.

Los muebles son sencillos y no hay muchos detalles decorativos, el ambiente es muy suave, nada recargado. Lo que más sorprende son los contrastes entre lo moderno del diseño de la casa en general y elementos de estilo vintage como la bañera, ideal para un relajante baño de espuma después de un duro día de trabajo.

casa londres 5

Cuando se abren las ventanas de la zona de la vivienda y desde ellas se mira a la zona de trabajo, se tiene la sensación de mirar a través de un patio privado. La sensación se ve acentuada por las enormes pinturas de paisajes, realizadas por el artista, que decoran el estudio y que transportan a uno en cierto modo al medio natural.

El hecho de tener la zona de trabajo unida al hogar es el sueño de muchos. Claro que si el trabajo está relacionado con el arte, como en este caso, resulta más bohemio y glamuroso que en otras circunstancias, pero sea cual sea el empleo ya nos gustaría a la mayoría poder tener la oficina detrás de la puerta de la sala de estar o del dormitorio y de un modo tan armonioso.

Vía | Dornob Más información | Dingle Price En Decoesfera | Puertas abiertas: un loft moderno y acogedor en Camden

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio