Publicidad

Valencia Disseny Week, una buena idea que crece año a año

Valencia Disseny Week, una buena idea que crece año a año
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Aunque este año la Feria Hábitat ha sido bastante discreta, la Valencia Disseny Week se ha afianzado como un evento paralelo que crece año a año. Para los que no la conozcáis, se trata de un gran evento que aprovecha el tirón de la feria para organizar por toda la ciudad un centenar de actividades relacionadas con el diseño.

Organizada por tercer año consecutivo por la Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana, la idea principal es dar a conocer el potencial de diseño de la región, abriendo y presentando al público las nuevas creaciones en pequeñas inauguraciones, así como reflexionar en torno al mismo en diferentes conferencias y mesas de debate.

Este año, con el fin de hacer más sencillo acceder a los diferentes eventos, se dividieron en zonas y se repartieron los días. Yo tuve oportunidad de asistir a varias presentaciones el martes 20 de septiembre, que correspondía a la zona centro. Conocí, entre pincho y copa, las recientes colecciones de Lladró, una preciosa silla para bebé de estilo nórdico y muchas cosas más. Y eso que no visité de la misa la mitad.

Metrópolis y Naturofantastic en Lladró

Valencia Disseny Week - lladró

Aunque las dos nuevas colecciones de Lladró, Metrópolis y Naturofantastic, no eran propiamente una novedad, era la primera vez que tenía la ocasión de verlas de cerca y la verdad es que la serie Metrópolis me gustó y sorprendió.

No he sido nunca muy fan de las figuritas del famoso diseñador valenciano, pero esos edificios evocan con tanta nitidez a las grandes ciudades americanas de los años 20 y 30, con ese estilo de inspiración en el Art Decó, que no puedo evitar asomarme entre ellas para ver si aparecía una miniatura de Al Capone asomándose detrás de una esquina.

La otra colección, de criaturas fantásticas mucho más en la línea clásica de la marca, atrajo menos mi atención, aunque como siempre digo, para gustos, colecciones de Lladró.

Una preciosa silla de bebé

Valencia Disseny Week - mobisa

La segunda parada de mi paseo fue Mobisa, que ya visité hace tiempo cuando presentaron Culture Lab. Allí presentaban una preciosa silla de bebé de estilo nórdico que pretende sustituir a los armatostes que ahora usamos para dar de comer a los más pequeños.

Materiales cálidos como la madera combinada con resistentes plásticos, unas líneas sencillas y una ejecución muy estudiada (no sobresale ni un tornillo) la convierten en una buen opción para aquellos que quieren que sus retoños también se sienten con estilo.

Flashback a los 50

Valencia Disseny Week - Grassoler

Eso fue lo que sentí nada más entrar en Grassoler, un flashback a los 50, quizás principios de los 60, con unos sofás de lineas curvas pero sencillas y un tapizado en ciertopelo color borgoña. Las mesitas decoradas con escenas de cómic de la época completaban el viaje en el tiempo.

Desafortunadamente el resto de la nueva colección no estaba en la presentación --sino en la feria-- así que tras echar un vistazo y catar algún canapé me dirigí a la última parada, una de mis tiendas favoritas de la zona: Loft.

Muebles en 3D a base de planos y planos en 3D a partir de ordenador

Valencia Disseny Week - loft

Aunque suena extraño, eso es lo que me encontré en Loft. Por un lado, un adelanto de la nueva colección, Tropez, diseñada por Stefan Díez, que hace uso de planos muy marcados para configurar las diferentes piezas. No es algo que vaya a cambiar el mundo, pero se agradecen diseños que vuelvan a la esencia, que no es más que el punto, la línea y el plano.

Por otro lado, tuve la oportunidad de disfrutar de lo último en representación de diseños. Hasta ahora, los estudios de arquitectura solían presentar planos e imágenes por ordenador para que el cliente se hiciera una idea de cómo iba a quedar su casa tras el rediseño. Pero se ha dado un paso más, y ahora, gracias a unas gafas como las del cine en 3D pude ver en la pantalla de un iPad imágenes que daban verdadera sensación de profundidad, haciendo mucho más fácil percibir el verdadero tamaño y la distancia entre las cosas.

En definitiva, y a pesar de que solo tuve ocasión de visitar la punta del gran iceberg que es Valencia Design Week, creo que es una gran idea que crece año a año y que permite conocer a la gran cantidad de diseñadores y empresas de diseño de la Comunidad Valenciana mientras se pasea relajadamente por las calles de Valencia disfrutando de algo de picar y de beber, que siempre se agradece.

Más información | Valencia Design Week En Decoesfera | Feria Hábitat Valencia 2011, podía haber sido peor

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir