Compartir
Publicidad

Una casa de campo para una artista en Dinamarca

Una casa de campo para una artista en Dinamarca
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana pasada en Añade textura y defectos a tus paredes me quedé con las ganas de hablar en profundidad sobre una de las casas que mencioné en el post, concretamente la casa Humlebaek, una casa de campo en un entorno rural convertida en un estudio y hogar moderno y minimalista.

Los responsables de este precioso proyecto son el estudio danés de arquitectos Norm, que se encargaron de la tarea de remodelación de esta casa de campo para una artista en Dinamarca ubicada en un entorno idílico justo al lado del famoso Museo Louisiana de Arte Moderno de Humlebæk.

Humlebæk House de Norm Architecture

El encargo consistía en diseñar un hogar contemporáneo, un espacio donde inspirarse y crear, pero conservando la esencia de la arquitectura y potenciar la belleza del entorno. Como handicap el exterior debía dejarse intacto, según las directrices locales de construcción no podía tocarse, por ello los diseñadores se centraron en el interior.

Humlebæk House de Norm Architecture

La artista estaba buscando un santuario, rodeado de belleza, agua y naturaleza, lo encontraron, era perfecto, solo faltaba reconstruirlo. Reconstruyeron esta antigua casa de campesinos convirtiéndola en un hogar moderno con mucha más luz, con el fin de funcionar como casa y estudio.

El proyecto se diseña con unas premisas muy claras, mantener los elementos característicos y originales de la arquitectura rural de la zona, que en este caso eran las paredes de ladrillo, el suelo de hormigón y una enorme viga de acero que sostenía el primer piso.

Humlebæk House de Norm Architecture

A partir de esta seña de identidad diseñan y organizan el espacio, pero a media rehabilitación descubrieron unas hermosas vigas de madera que aún añadieron más carácter al proyecto. Los suelos de hormigón originales fueron retirados para poder instalar una calefacción radiante y se volvió a colocar un suelo similar de microcemento con un acabado brillante. La calefacción de suelo radiante permitió tener todas las paredes limpias y blancas, las acabaron en mate para contrastar con el brillo del suelo.

Toda la casa sigue una estética minimalista y fría que es contrarrestada por la rusticidad de las vigas de madera, la pared de ladrillos, la mesa de lamas de madera del comedor, que por cierto es una pieza muy actual, las tres magníficas lámparas Topan de Verner Panton colocadas en línea encima de la mesa del comedor, la silla Shell y otras sillas de Ray y Charles Eames, dispersadas por toda la casa.

A mi entender la cocina y comedor se convierten en la pieza principal de la casa, una zona donde convergen todos los espacios, un nexo común, el centro neurálgico, un sitio de paso y un espacio donde vivir, comer y disfrutar.

Humlebæk House de Norm Architecture

También quiero destacar las tres Flowerpot de Verner Pantont en rojo, amarillo y verde mal enrolladas en una de las vigas de madera colocadas a distintas alturas para dar un toque de color y calidez a un dormitorio infantil en blanco y negro. Si te gusta la idea no te pierdas este post Cuatro ideas de cómo usar el blanco y negro en un dormitorio infantil.

Humlebæk House de Norm Architecture

Una buena rehabilitación de manos del genial estudio Norm Architecture, viendo su trabajo nunca dirías que estás en una rural e idílica casita de campo danesa. Solamente le encuentro un defecto, al estar ubicada en Dinamarca, un país tan frío su aspecto es demasiado gélido y poco confortable, sobretodo los suelos y concretamente en el salón, puede que eche de menos un poco de lencería del hogar, cortinas y alfombras para dar calidez. Supongo que con los suelos radiantes debes sentirte muy calentita, seguro que esta impresión desaparece viviendo en ella.

Más información | Norm Architecture En Decoesfera | Puertas abiertas: un gran apartamento en Berlín de Sophie von Bülow

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio