Publicidad

¿Te atreves con el negro en dormitorios infantiles?

¿Te atreves con el negro en dormitorios infantiles?
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

La mayoría de nosotros interpretamos el negro como un color poco adecuado para dormitorios infantiles. En general es un color difícil de usar en grandes superficies en decoración, porque absorbe mucha luz y hace que los espacios parezcan más pequeños. Sin embargo en la habitación de las fotos de este artículo hay que reconocer que no queda nada mal.

Obviamente no es el negro el único color utilizado en la decoración de esta habitación para niños, se combina con otros muchos tonos, pero sí es el color elegido para el fondo, lo cual sorprende porque normalmente se opta por el blanco o algún tono pastel. La clave del éxito está en este caso en que el dormitorio es muy grande y en que los tonos claros y alegres tienen gran protagonismo en textiles que ocupan amplias superficies, como la alfombra y la cortina.

dormitorio-infantil-negro-3-1.jpg

Además del negro de las paredes, otro de los detalles que más llaman la atención en este cuarto es la cortina en motivos geométricos y colores blanco y rojo que separa, si se desea, la zona de cambiador y que al mismo tiempo proporciona claridad al espacio contrastando con el fondo oscuro.

dormitorio-infantil-negro-2.jpg

Y es que si nos fijamos bien y calculamos la proporción de los colores, nos daremos cuenta de que aunque el negro ha sido elegido para pintar, también hay un elevado porcentaje de superficie en tonos claros y que precisamente el negro hace que los elementos de otros colores destaquen más sobre ese fondo.

Con todo, aunque este dormitorio me gusta, yo creo que nunca pintaré de negro el dormitorio de mis hijos. Y vosotros, ¿os atreveríais?

Vía | Chezerbey
En Decoesfera | Una mala idea: una cuna pintada en negro

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios