Compartir
Publicidad

Pillow Talk, abrázate a la almohada cariño

Guardar
9 Comentarios
Publicidad

Cuando tu pareja se va de viaje y estás acostumbrada a un abracete, no queda otra alternativa que darle un tiento a la almohada y convertirla en una romántica e inerte compañera de sueño. Pillow talk pone las cosas fáciles a las parejas que viven su relación a distancia o las que simplemente no comparten las noches, pues son dos almohadas que tienen un sistema de sensores para que podamos sentir de alguna manera a nuestra otra mitad mientras dormimos. Tan solo hay que ponerse un anillo que funciona como sensor, y esperar a que nuestra pareja haga lo propio.

En lo que no han caído los creadores de este invento es que también es una manera de fichar, ya que cuando uno de los dos se va a la cama y abraza la almohada, la otra pieza se ilumina y cuando se pone la cabeza sobre ella se pueden oír los latidos del corazón del lejano objeto de nuestro amor. Es todo tan romántico… o tan incómodo, o tan poco oportuno, depende del momento en que estemos cada uno.

Imaginaos que el uso de esta almohada se populariza, cosa del todo improbable: seguro que en algún tugurio encontraríamos a algún cabeza loca clandestino blandiendo un gintonic en una mano, mientras manosea con la otra el cojincillo y susurra al manos libres – siento el latir de tu corazón, cariño, cuelga tú.

Os dejo con el vídeo, que no tiene desperdicio. Para ser perfecto solo le falta una banda sonora un poco más melosa: Yo también necesito amar, de Ana y Johnny, por ejemplo.

Vía | Apartment Therapy
Más información | Little Riot
En Decoesfera | Funktionide. Abrázate a la almohada

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos