Compartir
Publicidad

Antes y después: un dormitorio infantil con mucho encanto

Antes y después: un dormitorio infantil con mucho encanto
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si esperáis recibir próximamente un nuevo miembro en la familia estaréis ahora mismo con los preparativos de su habitación. A la hora de decorar la habitación de los niños, al igual que en cualquier otra de la casa, es fundamental pensar y planificar antes de empezar a comprar de forma compulsiva. Hay muchas cosas bonitas para dormitorio de bebé y debemos elegir las que realmente nos gusten y nos resulten de utilidad.

Hoy tenemos en Decoesfera un antes y después de un cuarto para bebé que cuenta con todos los elementos fundamentales como la cuna, el cambiador, un asiento y módulos de almacenaje. Esta habitación tenía la ventaja de ser razonablemente grande y de contar con abundante luz natural, así siempre es más fácil conseguir que quede bien, pero tiene un montón de detalles con encanto que seguro que os gustará ver.

dormitorio-infantil-antes-despues-1.jpg

En la imagen sobre estas líneas podéis ver la foto del antes... lo sé, yo también echo de menos que sea con el mismo enfoque que la del después, pero al menos nos sirve para ver que el cuarto ya era blanco y luminoso, aunque necesitaba una mano de pintura y que uno de los cambios más significativos es el del suelo.

Hay algo que me gusta del antes y que no sabemos como ha quedado en el después porque no disponemos de la foto y es la puerta con cristal en la parte superior. Antes era más frecuente ver puertas con cristal dentro de las viviendas, ahora la mayoría son opacas y yo creo que las puertas con cristal se deberían de recuperar, si el cristal es translúcido, deja pasar la luz a través del él pero no ver, o sea, que no resta privacidad pero hace que las casas sean más claras.

dormitorio-infantil-antes-despues-3.jpg

En el después vemos que hacia el lado de la derecha se ha colocado la cuna y junto a ella el cambiador que servirá como cómoda más adelante cuando ya no se utilice para cambiar al niño. Además podemos fijarnos en la decoración de la pared, que es cierto que el bebé no la valorará en sus primeros días de vida, pero a la larga sí y para nosotros es importante.

dormitorio-infantil-antes-despues-5.jpg

En el lado de la izquierda un cómodo asiento perfecto para dar de comer al niño o simplemente sostenerlo en brazos y un mueble destinado al almacenaje de las cosas del pequeño. Me encantan además las alfombras que se han colocado sobre el nuevo suelo. Habrá que tener cuidado de tenerlas siempre limpias, especialmente cuando el niño comience a gatear, pero si su mantenimiento es sencillo no habrá problema.

dormitorio-infantil-antes-despues-4.jpg

Y con respecto a los detalles, algunos son tan sencillos que en vez de comprarlos podemos hacerlos en plan DIY por ejemplo estas cajas de madera para la pared, podemos hacerlas nosotros mismos e incluso podemos decorarlas, con pintura o con papel pintado, antes de colocarlas en su lugar.

Los cambios principales en esta habitación han sido la tarima flotante, la pintura, el papel pintado en la pared de la ventana y después ya los muebles y complementos. Y después de todo sigue quedando un montón de espacio libre en la parte central de la habitación para poder moverse en ella con libertad y para que el niño pueda empezar a jugar dentro unos meses.

Vía | Carnet Deco
En Decoesfera | Catálogo Ikea 2015: novedades para los dormitorios infantiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio