Compartir
Publicidad
Publicidad

Antes y después: un cabecero hecho con una vieja puerta

Antes y después: un cabecero hecho con una vieja puerta
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando quieres amueblar un dormitorio lo primero que sueles buscar es la cama, después también las mesillas, a veces un cómoda o algún otro mueble auxiliar... pero no hay duda de que la cama es la principal protagonista, podemos comprar una cama completa o tal vez un somier o canapé y el cabecero por separado, esta segunda opción puede ser más barata y permite personalizar mejor el estilo, pero si aún así no encontramos nada que nos guste podemos pensar en otras opciones.

Nosotros mismos podemos convertir una vieja puerta en un estupendo cabecero, otros ya lo han hecho para mostrarnos lo bien que queda, simplemente hay que elegir la puerta adecuada, puede ser antigua pero es importante que la madera no esté muy estropeada, aún así habrá que lijar, tratar con los líquidos adecuados para mejorar su superficie y por último pintar en el color de nuestra elección, una vez colocado sobre la cama nadie recordará que este cabecero algún día fue una puerta.

cabecero puerta despues

Posiblemente yo no hubiera elegido el negro como color, no es mi color preferido en decoración, en lo que a colores oscuros se refiere prefiero los marrones y cuando se trata de lacar un mueble normalmente me decido por el blanco, pero aún sin ser de mi estilo reconozco que ha quedado bien y que la idea de utilizar una puerta como cabecero no se le ocurriría a cualquiera y sin embargo es una estupenda solución, por un lado reciclamos la puerta y por otro nos ahorramos un buen dinero.

Una parte muy importante en la decoración de la cama y con gran relación con el cabecero son los cojines, en este caso se ha elegido el amarillo como color luminoso para destacar sobre el negro, yo imagino otras posibles combinaciones como por ejemplo, el cabecero en blanco con cojines de colores, estampado floral o rayas... también cabecero chocolate con los cojines en verde pistacho... La verdad es que me vienen a la cabeza un montón de ideas.

Vía | Design Sponge En Decoesfera | Antes y después: un banco de iglesia transformado en cabecero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos