Publicidad

Antes y después: el dormitorio de Georganne

Antes y después: el dormitorio de Georganne
8 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Ya sabéis que en Decoesfera nos gusta ver el antes y el después de vuestros proyectos. Es genial ver cómo habéis solucionado el mismo espacio de dos maneras distintas y siempre a mejor. Los motivos para el cambio pueden ser varios: por estética, ya que cuando amueblas una casa y pasan unos años la moda ha cambiado; porque tengas nuevo dinero que te permita redecorar o simplemente porque quieras cambiar de vida y que esta decisión se note también en tu casa.

El cambio en este caso, como en todos los que hemos visto por aquí, ha sido a mejor y no se ha limitado a cambiar muebles sino que también ha repintado. Lo primero que ha hecho Georganne ha sido deshacerse de las mesillas que tiene a ambos lados de la cama, que le daban un aspecto antiguo y deprimente porque no lograban rellenar el espacio disponible ni quedaban sofisticadas ni minimalistas.

Según cuentan en el blog Design*Sponge, estas nuevas mesillas que vemos son una transformación de las cómodas Rast de Ikea (24,95 euros), a las que se les han pintado los cajones de blanco y se les ha cambiado los tiradores.

El dormitorio de Georganne después de la reforma.

Después de la reforma, vemos cómo lo único que ha mantenido ha sido la cama y la persiana. Hago un inciso para deciros que si alguien se anima a enviarnos un “antes y después”, por favor que haga las fotos en el mismo momento del día y con las persianas en la misma posición. Ya veis cómo con las persianas abiertas y de día la habitación es más luminosa y alegre.

En la segunda imagen, se ha pintado de azul oscuro toda la pared del cabecero y se han dibujado en ella varios árboles y pájaros en colores claros, lo cual es un acierto porque así da menos agobio el oscurecer el muro. Además, fijáos cómo el color oscuro va en la pared donde hay más luz para aprovechar mejor los rayos solares.

El detalle de los cojines no es baladí, ya que son los mismos en ambas imágenes pero ya por el hecho de parecer más ordenados, ya da más sensación de amplitud. No nos cansaremos de repetir que para ampliar visualmente una estancia, basta con dejarla ordenada, así que no lo olvidéis.

Por último os quiero contar el único fallo que yo le veo a la estancia y es que no tenga cortinas, lo que da una sensación de “casa de francotirador” que no me gusta nada. Las cortinas en este lugar son esenciales no sólo por estética sino también para mantener un poco de intimidad en el dormitorio, así como para matizar la luz que entra por la ventana. Con unas cortinas finitas tipo visillo, seguro que lograba un look más romántico y algo de privacidad por ejemplo al vestirse luz matizada durante el día.

Imágenes vía | Design*Sponge
En Decoesfera | Antes y después

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios