Publicidad

¿Sabes cuáles son las diferencias entre una placa de inducción y una vitrocerámica?

¿Sabes cuáles son las diferencias entre una placa de inducción y una vitrocerámica?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Si vas a reformar la cocina, seguro que una de las muchas preguntas que te asaltarán es si pones una placa de inducción, o una vitrocerámica. Hoy, vamos a tratar de ayudarte a resolver esta duda para que escojas la opción más adecuada para tus necesidades. 

Características de las placas de inducción

La principal característica que presentan las placas de inducción es que generan calor cuando entran en contacto con un recipiente, al funcionar mediante un campo electromagnético. 

Esta característica ofrece a las cocinas de inducción una mayor seguridad, ya que además de ser muy rápidas, la superficie no genera calor si no tiene encima el recipiente, por lo que evita muchos accidentes. 

Placa de inducción

Estas placas son ideales para las cocinas modernas y familiares, ya que tienen mucha facilidad a la hora de limpiar, sin olvidar que su consumo es bastante bajo. 

Características de las vitrocerámicas

Características placas vitrocerámicas

Por contra, las cocinas vitrocerámicas funcionan al calentar  unas resistencias situadas bajo el cristal que calientan la superficie. Como ventaja, cualquier tipo de recipiente es apto para cocinar en ellas. 

Diferencias entre las vitrocerámicas y las placas de inducción

Ante la pregunta de qué tipo de cocina debemos instalar, hay que ver el uso y tipo de recipientes, la facilidad de limpieza, la rapidez a la hora de obtener la temperatura deseada o analizar el tiempo y la forma en que solemos cocinar. 

Por ejemplo, las cocinas de inducción son adecuadas para una familia con hijos, personas con poco tiempo personas que no suelen cocinar demasiado, las placas de inducción son ideales. En el caso de las familias con peques, se suma la ventaja de que la superficie solo 'quema' cuando está en contacto con el recipiente.  

Ventajas de la placa de inducción

En cambio, la cocina vitrocerámica es más versátil, y es perfecta para los amantes de la cocina tradicional que siguen técnicas culinarias determinadas. Además, hay que destacar que los cuidados de la vitro son muy básicos. 

Por otro lado, la vitrocerámica es muy versátil ya que es ideal para los amantes de la cocina tradicional que utilizan determinadas técnicas culinarias. Las vitrocerámicas tienen como gran ventaja que sus cuidados también son muy básicos.

En qué se parecen la vitro y la inducción

Ventajas placa vitrocerámica

Entre las similitudes de ambos sistemas, hay que destacar que tanto la vitro como la inducción son mucho más seguras y más fáciles de limpiar que una cocina de butano, un tipo de cocina que se utiliza sobre todo en el ámbito de la hostelería o entre las personas que son expertos en cocinar.  

Además, tanto las  placas de inducción como las vitrocerámicas tienen un mayor control de la potencia del calor, especialmente las placas de inducción donde el sistema de graduación es mucho más preciso y sencillo de utilizar. Además, las placas de inducción están evolucionando mucho más en el sentido de equiparse con soluciones anti-incendio y programas de seguridad.

Más información | Teka

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir