Compartir
Publicidad

Antes y después: una cocina que pasa de vieja y aburrida a centro neurálgico de la vivienda

Antes y después: una cocina que pasa de vieja y aburrida a centro neurálgico de la vivienda
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En viviendas en las que llevamos viviendo muchos años, en algunas antiguas que alquilamos o en las de segunda mano, nos encontramos muchas veces con cocinas que nos quitan las ganas de entrar a comer y casi de cocinar. Eso hace que pasemos en ellas el menor tiempo posible, solo el estrictamente necesario y que cerremos su puerta para no tener que verlas el resto del tiempo.

Eso no encaja en absoluto con la tendencia que hay hoy en día en el hogar y que convierte a la cocina en centro neurálgico de la vivienda, disfrutando en ella de tiempo de calidad cocinando platos caseros y también comiéndolos, en familia o con amigos. Es por eso que es bueno ver proyectos de cambio en los que un lavado de cara deja la cocina como nueva, cambiando pocos muebles y manteniendo incluso los electrodomésticos, como en el caso de la cocina de las imágenes de este artículo.

Home Preview 1 Antes

Aquí tenéis la imagen del antes que corresponde al después en la foto de cabecera de este artículo. Como veis, aquí no hay ni trampa ni cartón, es la misma cocina, con el mismo enfoque y si os fijáis, en gran medida los mismos muebles que simplemente se han lacado en blanco. Un cambio interesante es que se han suprimido los módulos a los lados de la ventana y se han cambiado por estantes abiertos. Así se gana luz y sobre todo sensación de amplitud.

Si se ha perdido algo de almacenaje con ese cambio, se ha ganado creando un nuevo módulo integrado sobre la nevera que sube hasta el techo y proporciona un espacio extra para guardar cosas de poco uso que ni estorba ni afecta a la distribución de la estancia. El cambio de color, de marrón a blanco en el mobiliario también contribuye a mejorar la sensación de claridad y amplitud.

Home Preview2 Antes
Home Preview2

Obviamente el cambio de revestimiento de paredes y pavimento también es fundamental. Pero hoy en día hay infinidad de opciones para hacerlo sin obra instalando acrílicos sobre el suelo anterior o pintando las baldosas viejas de un color que encaje mejor con el nuevo estilo.

Y finalmente el detalle de la mesa isla, que se ve en la primera imagen, facilita la interacción en la cocina, proporciona un espacio extra de apoyo y hace que la estancia sea mucho más cómoda y tengamos ganas de permanecer en ella durante más tiempo. Coincideréis conmigo en que con un cambio así ya se quitan las ganas de esconder la cocina y dan ganas de abrirla al resto de la casa y en especial al salón, para disfrutar de un espacio conectado que es una tendencia que ha llegado a nuestras vidas para quedarse.

Vía | Design Sponge En Decoesfera | Si estás pensando en renovar la cocina, los acabados en acero inoxidable seducen al instante

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos