Compartir
Publicidad
Publicidad

Antes y después: la cocina de Design Milk

Antes y después: la cocina de Design Milk
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los que me seguís por las redes sociales, ya sabréis que hoy me han traído los muebles de la cocina —ahora toca montarlos— así que estoy con ese subidón de adrenalina que provoca ver que el fin de la reforma de tu casa esta cerca. Y si encima me encuentro con el antes y el después de la cocina de Design Milk, pues claro, las ganas que me han entrado de montarlo todo son indescriptibles.

Design Milk es un blog de diseño y decoración muy recomendable, y de un tiempo a esta parte, Jaime Derringer, su autora, había ido narrando todo el proceso de compra y reforma de su casa —algo parecido al proyecto minue, pero a la americana— siendo la cocina una de las zonas que más trabajo requería, ya que han tenido que rehacerla completamente.

Antes cocina design milk 2

Las fotos del antes transmiten una sensación angustiosa, mezcla de la anarquía reinante, el espacio desaprovechado y los muebles horribles. No me extraña que la dueña entrara con el mazo a derribarlo todo, porque es que parece una cocina de Los Sims.

Lo bueno que tiene la cocina original es que es inmensa, he visto pisos más pequeños y creo mi salón-comedor-cocina tendrá un tamaño similar. También es muy luminosa, con una ventana corrida a un lado, y un inmenso ventanal con acceso al jardín al otro, así que hay luz y sitio hasta como para grabar un programa de cocina si quisieran.

Pero vayamos a lo que nos importa: la transformación.

después cocina design milk - 1

Lo que sentimos al ver las nuevas imágenes es paz y armonía. Se han escogido unos colores relajantes, con un marcado toque años 50, que es el estilo original de la casa; muebles en madera oscura, puertas en blanco y un toque azul para los azulejos, que son realmente preciosos.

Además, ahora la isla central está más proporcionada, dejando espacio para circular a su alrededor cómodamente, que antes parecía un lugar angosto. Se agradece también lo despejada que ha quedado la encimera, aunque si fuera mi cocina, quitaría todos esos botes y cosas que hay por encima.

Sobre la barra, sigue habiendo unos focos para iluminar la cocina, solo que se han cambiado los negros originales por unos en acero cepillado que combinan mucho mejor con los electrodomésticos escogidos. El suelo es el mismo, y aunque no me disgusta, creo que no me acaba de convencer cómo combina, un blanco hubiera sido un acierto seguro.

después cocina design milk - 2

Al otro lado de la cocina también ha habido cambios. Donde antes estaba únicamente una gran nevera de dos puertas y una mesa circular con unas cuantas sillas desemparejadas, ahora hay más armarios de cocina, con vinoteca incluída, e incluso una zona de trabajo con el ordenador —en esa cocina cabe de todo—.

Las sillas escogidas son todas del mismo modelo, la silla Navy de Emecootra silla que me encanta—, solo que en diferentes colores, que le dan una nota alegre y desenfadada. También podemos ver el magnífico ventanal que inunda con su luz la cocina.

despues cocina milk - 3

Como punto final, me gustaría destacar un detalle maravilloso, un pequeño estante abierto en el armario, que no sólo crea un poco de ritmo en la composición, sino que permite guardar la vajilla con elegancia y comodidad.

¿Qué os ha parecido el antes y el después de la cocina de Design Milk? A mi me ha resultado un cambio sosegado, hecho con calma y paciencia, sin buscar la estridencia ni lo llamativo, sino simplemente una cocina agradable y cómoda. Desde aquí, mis felicitaciones.

Fotos | Kate Glicksberg
Vía | Design Sponge
Más información | Design Milk
En Decoesfera | El odioso truco fotográfico de los antes y después

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos