Compartir
Publicidad

Puertas abiertas: un estudio azul y blanco en Nueva York

Puertas abiertas: un estudio azul y blanco en Nueva York
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una vez más, os traigo un pequeño apartamento decorado con mucho gusto aprovechando hasta el último rincón en Nueva York. En este caso, tenemos la casa dividida en dos ambientes sin ningún tabique.

En uno de los ambientes tenemos una cama de matrimonio y un sofá separados del otro ambiente no solo por el color de la pared, azul. También han usado una cortina con aires bohemios que deja clara la separación entre la parte de “estar” de la parte de la cocina y el comedor.

Observad cómo las paredes están desprovistas de objetos para ganar algo de espacio visual. En ellas hay varios cuadros y posters pero de colores claros para aprovechar toda la luz que entra en la estancia.

La parte de la cocina del estudio.

Para mí haber elegido una cama de matrimonio en un espacio tan exiguo ha sido una decisión arriesgada, y en estos casos siempre recomiendo usar un sofá cama cómodo para ganar en amplitud. Probablemente se haya elegido una cama fija para ganar comodidad aunque haya que disponer de menos sitio para moverse.

Mientras la parte de la cama y la zona de tertulia están decoradas en azul y madera clara, en la parte de la cocina predomina el blanco con la nota de color de la mesa verde. Me gusta mucho cómo han conseguido dar uniformidad mediante los colores y cómo se han elegido muebles minimalistas (veo bastantes de Ikea) para que ocupen el menor espacio posible.

Un fallo que le veo a la parte de la cocina es el poster que han colocado sobre los fogones porque tiene pinta de no solo llenarse de grasa sino también tener facilidad para arder. En mi caso, no habría elegido esa decoración por mucho que quisiera darle un toque de color a la cocina.

No entiendo mucho la división hecha por las cortinas que separa la parte del salón, ya que en teoría deberían separar algo que no se quiera que se vea desde la puerta de entrada (que está al lado de la cocina). Yo en todo caso habría puesto esa cortina solo para separar la cama, ya que me parece que es la parte más “íntima” de la casa.

Imágenes vía | Apartment Therapy
En Decoesfera | Un apartamento de 16 metros cuadrados

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos