Compartir
Publicidad
Publicidad

Casas de famosos: la casa de Norma Duval y Matthias Kühn en Tagomago

Casas de famosos: la casa de Norma Duval y Matthias Kühn en Tagomago
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ahora que se acerca el verano estoy seguro de que todos querríamos tener una casa como la de Norma Duval y Matthias Kühn en Tagomago, una pequeña isla al noreste de Ibiza, propiedad de la familia Kühn. Como curiosidad, el nombre de la isla se remonta a la época del cartaginés Aníbal, a cuyo hermano, Magón Barca, hace referencia el nombre, pues Tagomago significa “La roca de Mago”.

Volviendo al asunto que nos concierne, y como se puede ver en las imágenes, se trata de una preciosa mansión situada en medio del desértico paisaje de la isla. El estilo es una mezcla del de la arquitectura típica de la zona, donde predomina la piedra y las paredes encaladas, y las líneas rectas y volúmenes sencillos propias de un estilo más contemporáneo.

Casa norma duval en tagomago - exterior

Si desde el aire ya parece bonita, de cerca lo es más, sobre todo de noche y desde la enorme piscina que preside el jardín, que debe de ser una magnífica fuente de frescor en los días más calurosos del verano ibicenco.

La iluminación, situada en el suelo, realza las formas de la fachada con luces blancas, mientras que unas luminarias rojas colocadas en los bordes de la piscina crean un precioso plano rojo en el que se refleja la fachada.

Pero bueno, ya la hemos mirado suficiente por fuera, es el momento de abrir la puerta de entrada y empezar a cotillear el interior.

Casa norma duval en tagomago - cocina

Aunque obviamente, no se entra a la casa por la cocina, he pensado empezar por ahí porque es uno de los espacios que más me ha sorprendido. Porque me esperaba grandes salones y baños de lujo, como así fue y comprobaréis, pero no me imaginaba una cocina tan profesional.

En el centro de la cocina, a modo de gran isla, encontramos una zona de trabajo en acero inoxidable que ya quisieran para si muchos chefs. Una enorme campana extractora y un sinfín de fogones de gas hacen de esta cocina un lugar en el que preparar magníficas comidas incluso para muchos invitados.

Casa norma duval en tagomago - comedor

Cuando llegamos al comedor entendemos un poco mejor el porqué de tan maravillosa cocina. Una extraordinaria mesa de comedor preside el espacio, con sitio para sentar hasta a catorce comensales cómodamente alrededor de su gran tablero blanco; un tenso plano cuya fuga dirige nuestra mirada hacia las preciosas vistas del fondo.

También parece desafiar las leyes de la física el aparador blanco de la derecha, reforzando la marcada perspectiva de la estancia. Y por si el espacio resultaba demasiado pequeño, dos grandes espejos duplican visualmente el ya de por si amplio comedor.

Casa norma duval en tagomago - salón

Tampoco se queda atrás el enorme salón, que se abre completamente, convirtiendo éste en la prolongación de la terraza, y viceversa. Como se puede intuir por las ventanas de vidrio plegadas junto a la pared de la izquierda, el espacio se puede cerrar con un gran ventanal en caso de que el tiempo no acompañe.

La decoración del espacio es muy minimalista: dos grandes sofás rojos, que parecen poder adaptarse a diferentes configuraciones, son lo más llamativo de la estancia. Les acompañan un gran cuadro blanco y algunos detalles de flores secas, así como una gran alfombra (como veis, todo aquí es grande).

En la terraza, algunas hamacas, camas y mesitas de madera con colchones blancos y cojines de colores intensos —como el rojo o el naranja— así como telas para poder protegerse del sol cuando no nos apetezca disfrutar de sus rayos.

Casa norma duval en tagomago - dormitorio

Pasamos ahora al dormitorio, donde el protagonista no es otro que el paisaje, que nos ofrece unas vistas maravillosas desde la cama, bien enmarcadas por las aberturas en la pared, donde no se ve ventana alguna, así que deduzco que están plegadas al igual que ocurría en el salón.

De nuevo, la decoración no llama en exceso la atención: telas blancas y cálidas, con algunos detalles de madera y algún punto de rojo. Nada que pueda distraer nuestra mirada de la silueta de la isla de Ibiza que se perfila en el horizonte.

Casa norma duval en tagomago - baño

Para terminar visitamos el baño, quizás la única estancia que me ha decepcionado un poco de la vivienda. Me lo esperaba más luminoso —me encantan los baños llenos de luz— pero se trata de un espacio donde predominan los tonos grises y la luz natural brilla por su ausencia, debido a que las únicas aperturas al exterior son unos pequeños ventanucos sobre la bañera.

Da un poco de pena despedirse con un pero de la preciosa casa de Norma Duval y Matthias Kühn en Tagomago, así que os voy a dejar con otra imagen de la terraza, el lugar en el que uno querría pasar todo el verano tirado en la tumbona, en vez de estar aquí, pasando calor en mi despacho.

Por cierto, si os interesa, se alquila para eventos, publicidad y rodajes de cine. No me extraña, pues es una casa de película.

Casa norma duval en tagomago - terraza

Vía | El observador solitario
Fotos | Mac Media y Carlos Martorell
En Decoesfera | Casas de famosos: Tom Ford en Londres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos