Publicidad

Haz tu casa más sostenible: Consejos prácticos para ahorrar agua en la ducha

Haz tu casa más sostenible: Consejos prácticos para ahorrar agua en la ducha
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Cuántos litros de agua se pierden por el desagüe cada vez que nos duchamos? Probablemente, más de los que necesitamos para mantener una higiene adecuada. Por eso, para contribuir a la sostenibilidad hoy te traemos de la mano de Bigmat estos consejos prácticos para ahorrar agua en la ducha.

Elige bien la ducha

Como bien sabes, en el mercado podemos encontrar una amplia variedad de modelos, desde las duchas más simples hasta los sistemas de última generación que incorporan las tecnologías más modernas. Entre tanta variedad, si queremos ahorrar agua, lo más importante es estudiar el caudal de agua.

Ahorro de agua en la ducha

En la actualidad, ya hay muchos modelos de ducha que presentan sistemas de control de caudal que nos permiten ahorrar hasta un 70% de agua durante el baño. Además, algunos modelos también nos ofrecen diferentes tipos de chorro, más concentrados, o más abiertos.

La presión del agua es un factor importante a la hora de la ducha, y por eso muchas personas prefieren la ducha por el gran flujo. En este caso, puede ser necesaria la instalación de un presurizador que garantiza el volumen deseado. Los  grifos monomandos también te ayudarán a ahorrar agua y obtener mayor confort sin esfuerzo alguno.

Reduce el tiempo de ducha

Junto a la elección de una ducha con sistema de control de caudal, es importante reducir el tiempo que dedicamos a la ducha. Todos sabemos lo placentero que es dejar caer el agua sobre nosotros, pero cada minuto que pasa, los litros que se han ido por el desagüe aumentan sin  remedio. Así que vale la pena estar atento al tiempo que dedicamos a ducharnos y ser conscientes del agua que gastamos.

Ahorro de agua en la ducha

Si eres de las personas que pierden la noción del tiempo cuando te estás duchando, puedes poner una alarma en el móvil, o escuchar música durante la ducha, escogiendo dos o tres canciones. Y ese será el tiempo que dispones para ducharte.

Cierra el grifo mientras te enjabonas

Si ya cerramos el grifo del lavabo mientras nos lavamos los dientes, ¿por qué no hacer lo mismo con la ducha mientras nos enjabonamos? Una vez que te hayas mojado, cierra el grifo y no lo abras hasta que no vayas a aclararte. Las reservas de agua de tu zona lo agradecerán enormemente. 

Guarda el exceso de agua en un cubo

En muchos modelos de ducha, desde que abrimos el grifo hasta que sale el agua a la temperatura deseada, perdemos decenas de litros. Para evitar derrochar ese agua, lo más recomendable es tener siempre un cubo a mano para recoger ese exceso de agua. Ese agua puede ser utilizada por ejemplo para la cisterna.

Más información | Bigmat 

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir