Publicidad

Mascotas en casa (I): evitar el pelo

Mascotas en casa (I): evitar el pelo
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Muchos de nosotros tenemos mascotas en casa, lo más habitual perros y gatos. Unos miembros más de la familia sin los que la mayoría no podemos pasar pero que a la vez traen asociados algunos problemas.

En Decoesfera os hemos hablado muchas veces de complementos y decoración de hogar pensados para nuestros ellos, pero lo cierto es que hasta ahora no os hemos dado consejos para lo que podríamos llamar mejorar la convivencia con nuestras mascotas disminuyendo los problemas de los que os hablaba antes.

Durante estos días vamos a llenar este vacío y os voy a dar algunos consejos para hacer que la tenencia de animales en casa sea mucho más cómoda y respetuosa en ambos sentidos, tanto desde nosotros a nuestra mascota como de nuestra mascota hacia nosotros. Por ejemplo os hablaremos de cómo evitar la gran cantidad de pelo que se les suele caer o al menos disminuirla o dónde es el mejor lugar para colocar los comederos de nuestro gato.

Hoy vamos a hablar de cómo disminuir la cantidad de pelo de nuestra mascota que podemos encontrar en nuestra casa. Me he decidido a empezar por aquí porque cuando trabaja en clínica era la pregunta más habitual y es que, sobre todo en determinadas épocas nuestras mascotas sueltan gran cantidad de pelo que no sólo “ensucia” sino que además puede ser la fuente de diversos problemas como alergias u otros problemas respiratorios en niños.

En primer lugar, si ves que tu perro suelta una cantidad de pelo anormal, debes acudir al veterinario, igual puede tratarse de algún problema de alergia o una carencia que puede tener fácil solución y muy rápida.

Una vez descartada esta opción es la hora de optar por trucos más básicos:

  • cepillar a nuestra mascota a diario con un cepillo especial, que no sólo peine sino que arrastre y atrape el pelo suelto
  • utilizar siempre una buena alimentación de gama alta, con todos los nutrientes necesarios para un pelaje fuerte
  • procurar que nuestra mascota no esté permanentemente en condiciones de estrés que pueden forzar la pérdida de pelo (exactamente igual que pasa en los humanos)
  • favorecer que nuestro perro o gato esté parte del día en el exterior de la casa
  • procurar siempre la buena ventilación de nuestro hogar
  • aspirar aún más que cuando no se tiene mascota

También ayuda tener zonas delimitadas en las que evitar en la medida de lo posible la entrada del animal como la habitación de los niños donde este problema puede ser aún más perjudicial.

En Decoesfera | Mascotas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios