Publicidad

Cómo reducir el gasto en calefacción con la ayuda de internet y de la tecnología

Cómo reducir el gasto en calefacción con la ayuda de internet y de la tecnología
Sin comentarios

El gasto energético se dispara en muchos hogares durante el invierno por culpa de la calefacción. Y la reducción del presupuesto que cada familia dedica a este apartado es un objetivo que nos marcamos invierno tras invierno por el bien de nuestra economía, pero también para contribuir a la sostenibilidad.

Esta semana hemos estado con los profesionales de BigMat para que nos den unos cuantos consejos prácticos para disfrutar del confort que nos proporciona la calefacción apostando por el uso de la tecnología para conseguir el ahorro energético eficiente.

Los controladores, en combinación con calderas de condensación, ofrecen al usuario la posibilidad de sacar el máximo partido a la instalación a través de una aplicación de control en el dispositivo móvil. Así, se logra un uso más eficiente que permite el ahorro tanto de energía como de gasto económico, optimizando de esta manera el uso de recursos energéticos.

Consejos para reducir la factura de calefacción

Calefacción

1. Máximo confort de manera eficiente. Mantener la temperatura adecuada sin malgastar energía es el reto al que nos enfrentamos en los hogares. En este punto, la conectividad puede ayudarnos mucho al poder controlar el equipo desde el móvil, obteniendo así una mayor flexibilidad a la hora de llegar y salir de casa. De esta manera, podemos  activar la calefacción a través del teléfono móvil para que alcance la temperatura perfecta cuando se acerque el momento de llegar a casa.

2. Temperatura regulada. El control a tiempo real desde el móvil nos permitirá controlar la temperatura de nuestra casa, dependiendo de las condiciones metereológicas.

Dining Room 2485946 1920

3. Historial de consumo. Para ahorrar, es importante saber lo que gastamos, y cuando y cómo lo gastamos. Los controladores digitales almacenan y codifican los datos de tu consumo energético. Estos datos nos ayudarán a comparar los consumos y comprender el gasto que hacemos para identificar hábitos y comportamientos para mejorar el ahorro energético.

4. Utilizar la programación diaria de entradas y salidas del hogar.
Programar la calefacción para que permanezca inactiva cuando no haya nadie en el hogar, por ejemplo, durante toda tu jornada laboral, y comience a funcionar de manera progresiva un poco antes de que llegue a casa y que esté a la temperatura óptima para cuando entres en el hogar. Hay modelos que hasta tienen un detector de presencia del controlador, para que la calefacción se apague cuando no hay nadie en casa.

5. Mejora el aislamiento de tu casa. Para optimizar el consumo energético, también es importante mejorar el aislamiento de la casa, mejorando la calidad de la carpintería y del espesor y cualidades de los vidrios y  la cámara de aire.

Más información | Bigmat 

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios